POLITICA


Distendida y de buen humor, Cristina igual cargó contra todos

La Presidenta criticó a Macri, a los medios, a las automotrices, a los restaurantes y confesó su pasión por las películas en streaming.  

La Presidenta abrumó al auditorio con datos de gestión, críticas al macrismo y recomendaciones sobre cine.
La Presidenta abrumó al auditorio con datos de gestión, críticas al macrismo y recomendaciones sobre cine.
Foto:Télam.

La Presidenta Cristina Fernández de Kirchner volvió a encabezar un acto desde la Casa Rosada, esta vez con la excusa de efectuar anuncios en materia de educación e infraestructura.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Asimismo, aprovechó la ocasión para hablar una vez más de la deuda y refirió que "al abrir el canje al 7,6 %" los buitres no entraron "ofreciendo una ganancia del 300 por ciento y estos señores tampoco aceptan", a lo que Cristina lanzó un enigmático "así que, ni abajo del agua" que fue recibido con aplausos del público. 

En materia de educación, Cristina anunció que declarará obligatoria la escolaridad desde los cuatro años con una "tendencia a la universalización de la salita de tres". 

"Sabemos que no hay sociedades democráticas y libres sin educación y a esa educación tienen que tener acceso todos", afirmó Cristina quien luego remarcó que "todos tienen que tener acceso a una computadora" porque "puede ser que algunos no la utilicen, pero la inmensa mayoría la utiliza y es el único acceso que tienen a lo digital, y si no está el Estado para dárselo, no se lo pueden dar".

Luego anunció "la interconexión de toda la costa atlántica con una inversión de 3.044 millones de pesos" que permitirá el ahorro de "cien millones de dólares al año en materia de fuel oil y de gasoil".

Cristina aprovechó la ocasión para cargar contra quienes afirman que cierran restoranes, lo cual la Presidenta calificó como "latiguillo permanente" y luego de aclarar que ella no sale a comer afuera hace cuatro años ("desde que pasó lo de Néstor me angustio"), explicó que el sector no tiene problemas en base a datos que le facilitó Ricardo Echegaray, titular de la Administración Federal de Ingresos Públicos. Tras afirmar que hubo más altas que bajas en la AFIP, Cristina cargó contra los medios al afirmar que "van a tener que cambiar de rubro los titulares del desanimo, la desesperanza y la mentira".

"Se ve que a un restorán que les gustaba ir a los periodistas cerró y dicen que están cerrando
que cambien de restorán, seguro alguno van a encontrar porque hay 193 más", disparó Cristina. 

A full con Netlix. Cristina cargó también contra Mauricio Macri por el impuesto a los sistemas de streaming Netflix y Spotify. Al respecto, la Presidenta sostuvo que le "parece injusto esto del Ingeniero, el que dice que no crea impuestos, una cosa que es re barata ponen un impuesto del tres por ciento a los que consuman, o sea mua y unos cuantos más, películas por la web". 

"¿Por qué? ¿Por qué no le ponés un impuesto a los que consumen cable, que es mucho más caro?", se quejó la Presidenta para luego recomendar que la gente vea la serie norteamericana "The Killing".

Autos canutos. La Presidenta pasó al tema de las automotrices, que no paran de suspender personal por la crisis en el sector. Primero, Cristina pidió disculpas por haber utilizado la frase "están encanutando los autos", pero sólo "por haber utilizado un término que es impropio para una Presidenta y no es ejemplo para los chicos". Tras ello, Cristina dijo que en cambio "vamos a decir que están escondiendo" y ratificó el contenido de la expresión.

"Ustedes saben que la industria automotriz es deficitaria: 3.000 millones de dólares de déficit desde 2003 en la diferencia entre lo que importan y lo que exportan, o sea más de la totalidad de las reservas que tiene el Banco Central" afirmó Cristina quien luego cargó contra las terminales automotrices porque "las importaciones se han reducido en un 27% y la demanda local se ha reducido en un 39% y la demanda externa en un 24%, no habría razón para que no hubiera autos en la República Argentina."

La Presidenta se quejó porque "resulta que después de tantos años este gobierno ha regularizado su situación con el club de París, no sé si están esperando que suba el dolar o se caiga procreauto".

Finalmente, en una misma oración, Cristina afirmó que en Relatos Salvajes se ve un auto de alta gama, felicitó con un "chapeaux" al cine paraguayo y remarcó que el salario mínimo es el más alto de américa latina.



Redacción de Perfil.com


Temas:

  • Cristina Fernández de Kirchner