POLITICA

Durán Barba: "Massa tiene en su lista funcionarios y aplaudidores K"

El asesor del macrismo vaticina que el PRO hará una buena elección. Para 2015 vería bien una interna Macri-Massa.

PERFIL COMPLETO

Foto:Cedoc

Es el hombre más escuchado por Mauricio Macri. Pero también le prestan atención dirigentes políticos, intelectuales y hasta poderosos empresarios. Desde México, donde asesora a la izquierda (trabaja para el PRD), el consultor político Jaime Duran Barba dialogó durante más de una hora con PERFIL. A sus 65 años se define como “nómada” ya que deambula entre el D.F. de México, Buenos Aires, Ecuador y EE.UU. (donde da clases); mientras escribe dos libros, traza un panorama tras las PASO.

—¿Comenzó el postcristinismo o el kirchnerismo puede resurgir?

—Si el Gobierno recupera la serenidad necesaria podría resurgir. Después de las PASO, lo único que hacen es ahondar el problema. En política, como en la vida, si vos querés superar un problema, ante todo tenés que aceptarlo. La actitud del Gobierno no ha sido de autocrítica. Cuando Cristina fue una candidata con imagen conciliadora, como en 2011, le fue muy bien. Cuando sigue en la agresión permanente, le va muy mal.

—¿Cómo explica la victoria de Massa?

—Es un caso raro. En México sería impensable que un grupo de ministros de (Felipe) Calderón resuelvan ser la oposición y sean la nueva alternativa frente a Calderón. Massa no sólo fue jefe de Gabinete, sino que está acompañado por Felipe Solá, por (Darío) Giustozzi y por una serie de personas que apoyaron al presidente Kirchner. Entonces es un caso de retorno a lo mismo.

—¿Entonces lo ve dentro del kirchnerismo?

—Massa tiene en su lista a funcionarios y aplaudidores de Cristina. Entonces no parece haber mucho cambio, no lo veo. La alternativa que podría plantear Massa es rodearse de gente distinta y decir: “Cuando sea presidente no voy a financiar a la prensa para que me alabe indiscriminadamente, voy a respetar a medios alternativos, no voy a utilizar los servicios de inteligencia para hacer política”.

—¿CFK terminará su mandato sin problemas o ve condiciones de inestabilidad?

—La idea del golpismo es un truco electoral para conseguir más votos, pero es un mal truco. El problema no son los golpes, sino el exceso de continuismo, es decir, estamos yendo a un esquema en el cual la lucha es contra Cristina Fernández para que siga el mismo esquema. Otra cosa es el poder como patrimonio familiar: el presidente Kirchner se altera con la Presidenta, después viene Alicia Kirchner y después Máximo. No es muy democrático. Argentina es el único país de América latina que ha logrado eso.

—Si el Gobierno pierde en octubre, ¿cómo se imagina la transición?

—El problema es que este esquema de control de todo produce transiciones caóticas. Por eso a Cristina le es difícil aceptar que la mayoría en el Congreso la tenga la oposición. No debería ser una tragedia, pero lo es en un esquema totalitario.

—¿Le parecería bien que la oposición maneje el Congreso?

—Si la oposición tiene la mayoría y pone el presidente del Congreso, me parece lógico. En Francia ha habido presidentes de una tendencia y primeros ministros de otra. Y no ha pasado nada.

—¿Scioli puede ser el heredero de CFK?

—Scioli hizo algo coherente: él ha estado con los Kirchner desde el comienzo, fue candidato testimonial, y ahora es consecuente. El aparato que tiene el Gobierno, por redes clientelares, tiene un 25% de votación en el país. Un buen candidato, con buena imagen como Scioli, podría aportar a ese 25 otro porcentaje, y el PJ sería competitivo con la base de Cristina y la imagen de Scioli sumadas, porque solos no van a ningún lado. La Presidenta se está equivocando, pero no está muerta. Con un candidato como Scioli puede jugar bien.

—Pensando en la idea de “lo nuevo” que usted repite, ¿Macri sería parte de él?

—Sin dudas, Macri nunca fue ministro de los Kirchner ni ninguno de sus colaboradores. Nunca los macristas votaron por las leyes de los Kirchner en el Congreso, sí votó Pino, sí votaron los socialistas. Son coherentes. Entre los radicales, alguien como (Julio) Cobos, que es valioso, podría tener un espacio. No veo ninguna real diferencia entre radicales y macristas porque ambos son institucionales.

—¿Le recomendaría a Macri ir a una interna con Massa?

—Si Massa adopta una ideología democrática, sí. ¿Por qué no? Con los radicales también.

—¿Esperaba que Michetti llegue a 35 puntos?

—No. Una cosa es una votación cuando encabeza el líder más importante de una formación política y otra cuando no. Si no era Cobos sino un cobista, en Mendoza no hubiera sacado esa cantidad de votos. Lo mismo con (Hermes) Binner en Santa Fe.

—¿Ve a Massa ganando con 40 puntos?

—Depende de lo que pase en la campaña. Si el Gobierno se sigue equivocando y si Massa se define: si va a ser “Cristina 2” o va a ser distinto y va a estar más cerca del macrismo y el radicalismo.

—¿Y en la Ciudad?

—El PRO va a tener una muy buena elección; (Daniel) Filmus sacará un pedazo del voto cristinista, siempre saca dos tercios de lo que saca Cristina porque es un muy mal candidato; y Pino y Lilita sacarán parte del voto radical y de izquierda, no creo que estén arriba.



Ezequiel Spillman