POLITICA ACUSADO DE FALSO TESTIMONIO


Echegaray declaró por una denuncia que le hizo Prat-Gay

El ex titular de la AFIP y actual presidente de la Auditoría General de la Nación, se presentó ayer a declarar en el juzgado federal de Claudio Bonadio.


Foto:Cedoc Perfil

Agencias
Ricardo Echegaray, ex titular de la AFIP y actual presidente de la Auditoría General de la Nación, se presentó ayer a declarar en el juzgado federal de Claudio Bonadio. Fue para defenderse en el marco de la causa que lo tiene como acusado por presunto falso testimonio.

Echegaray presentó un escrito que había sido preparado por su abogado defensor, León Arslanian. En el texto del letrado se rechazaban las acusaciones. Además, aceptó responder a las preguntas del magistrado.  

Fue la primera declaración indagatoria entre las diversas causas en su contra que se tramitan en el fuero federal. El caso surge por una denuncia del ministro de Hacienda y Finanzas, Alfonso Prat-Gay, por presunto falso testimonio.

El economista inició la demanda porque el actual auditor lo había mencionado en el marco del escándalo por los datos de más de 4 mil cuentas de argentinos filtradas por un ex empleado de la filial suiza del  banco HSBC. En particular, el denunciante dijo que habían, falsamente, indicado que administraba una cuenta no declarada de la familia Fortabat en la sede helvética de la entidad bancaria.

Como parte del proceso también están imputados el ex subdirector general de Fiscalización de la AFIP Horacio Curien y el ex subdirector general de Asuntos Jurídicos de la agencia fiscal. En ambos casos cumplieron funciones bajo la dirección de Echegaray en el ente recaudador nacional.

El acto procesal en el que participó Echegaray, que se desarrolló en el cuarto piso de los tribunales federales ubicados en el barrio de Retiro, coincidió con la comparecencia de otras personas vinculadas con el gobierno kirchnerista saliente.

Por un lado, estaba declarando en una de las múltiples causas en las que fue imputado el ex secretario de Transporte Ricardo Jaime. Además, también estaba presente, en este caso en las oficinas del juez Sebastián Casanello, Martín, el hijo del constructor detenido Lázaro Báez.

También el funcionario será requerido en un caso que investiga presuntas irregularidades en el control de la empresa de Cristóbal López Oil Combustibles.

Aparentemente un régimen fiscal le permitió financiar el desembarco en diversos medios de comunicación hace cinco años. Leonardo Fariña también apuntó contra el ex funcionario. Dijo que el lavado de dinero de Lázaro Báez necesitó “la complicidad” de la AFIP que desde 2008 hasta 2015 dirigió Echegaray.



Redacción de Perfil.com