POLITICA RADIOGRAFIA DE LAS EXPECTATIVAS

El 40% cree que en 2015 la economía funcionará peor

Significa el 70% más de “pesimismo” que en mayo de 2012. Sólo el 12% cree que la situación mejorará el año que viene.

PERFIL COMPLETO

A 17 meses de las próximas elecciones presidenciales, el pesimismo crece en los grandes centros urbanos: el 39% de los consultados respondió que la “situación económica” empeorará dentro de un año.

Es decir, cuatro de cada diez no tiene buenas expectativas sobre 2015, según un estudio de Ipsos-Mora y Araujo. Un año clave para seducir a los indecisos para las próximas elecciones.
Así y todo, se registra un crecimiento del “pesimismo” del 69% con respecto a mayo de 2012, cuando apenas el 23% creía que le irá peor el próximo año.

El optimismo está en uno de los niveles más bajos de los últimos años: sólo el 12% respondió que la economía mejorará dentro en un año.

La percepción de los consultados sobre la “situación del país en general” es similar: sólo el 16% cree que mejorarán las cosas el próximo año y el 41% cree que directamente empeorarán.
El dato resulta preocupante porque es el pico más alto desde diciembre de 2009 en lo que respecta a los niveles de pesimismo sobre el destino del país. Y el más alto, claro, de la segunda presidencia de Cristina Fernández de Kirchner: cuando inició su mandato, el pesimismo medía la mitad que hoy.
Es casi una paradoja que, más allá de la preocupación sobre los temas vinculados a la economía, ese punto está en cuarto lugar entre “los problemas más graves del país”.

En el primer puesto se mantiene la “inseguridad”, luego la “inflación”, le sigue la “falta de trabajo” y finalmente la “economía”.

Pero más allá de la expectativa sobre el futuro, el “presente” preocupa a los encuestados. Quizá por el efecto de la inflación o las trabas para comprar moneda extranjera, el 82% respondió que la situación económica del país es directamente “mala”. En cambio, sólo el 15% cree que es “buena”. Apenas el 1% la define como “muy buena”.

Si se hace un corte por edades, es llamativo también que el pesimismo pega fuerte entre los jóvenes. En promedio, el 80% de los que tienen entre 18 y 29 años define de forma negativa la economía. Y apenas el 19% la ve positiva.
La percepción sobre los principales indicadores y aspectos económicas está en sus peores niveles de aprobación. El 91% se quejó de la capacidad de ahorro y el 95% se mostró preocupado por la inflación.

Mientras la mayoría cree que los problemas económicos responden a políticas de alcance nacional, sorprende que encuentren la “solución” en dirigentes provinciales o en legisladores de la oposición. ¿Quién es el más capacitado para luchar contra la inflación? El 18,9% apuntó al diputado del Frente Renovador Sergio Massa, que está en primer lugar. En segundo puesto, el gobernador Daniel Scioli, con 14,2%, unas décimas por encima de Mauricio Macri, con 13,9%. En cuarto lugar dejaron a Cristina Kirchner.

En general, la economía funciona como indicador del pulso de aceptación hacia un mandatario. En las últimas dos presidencias de CFK se ve con claridad cómo, a medida que sube la preocupación, fluctúa la “aprobación” del Gobierno. La quita de subsidios al gas y al agua es un ejemplo. Se anunció a fines de marzo y el 64% entendió que fueron injustificados. El nivel de desaprobación de su gobierno volvió a crecer.



Lucas Morando