POLITICA TEMA SENSIBLE

El aborto se metió en la campaña y alteró los nervios en Cambiemos y en la oposición

Una frase de Esteban Bullrich, fuera del libreto de Duran Barba, reavivó un debate que la mayoría de las fuerzas políticas prefería evitar. En el oficialismo, hay varias voces a favor.

En la mira. Bullrich quedó en medio de la polémica con su frase sobre el aborto y #NiUnaMenos.
En la mira. Bullrich quedó en medio de la polémica con su frase sobre el aborto y #NiUnaMenos. Foto:Cedoc Perfil

La polémica por el aborto se coló en la campaña y sacó a la luz las diferencias que existen en Cambiemos alrededor de un tema que divide a la sociedad. El debate surgió luego de que el candidato a senador por la Provincia, Esteban Bullrich, se mostró en contra de la despenalización y afirmó: “#NiUnaMenos si hay una beba adentro, porque también la estás matando”.

En Cambiemos explicaron a PERFIL que hay “libertad de acción” al respecto. Los candidatos y diputados consultados coincidieron en que “hay que dar el debate”. Sin embargo, en el macrismo apuntan que no era un tema de campaña y que, en todo caso, podría darse para fin de año y no entremezclado con el proceso electoral. Un consejo que viene animando Jaime Duran Barba: no activar temas que dividan a la sociedad o generen polémica.

Bullrich confió: “Mi posición es a favor de la vida, pero no debería generar polémica”, y aprovechó para criticar, de manera elíptica, a Cristina Kirchner: “Hay candidatos que ni siquiera hablan”. Cristina ya se había pronunciado en contra de la despenalización. También Mauricio Macri y María Eugenia Vidal se oponen.

Por su lado, el candidato a diputado, Héctor “Toty” Flores, aseguró: “Lo que conversamos es que Cambiemos es que no hay una posición única como Cambiemos. Hay libertad de conciencia en el espacio”. “Soy de los que quiere defender la vida y se me plantea el dilema de cuál es la mejor manera. Sin dudas, si tuviera que decidir diría que estoy en contra de la despenalización. No fue fácil llegar a esa conclusión. Durante mi vida tuve una posición más libertaria, pero la vida me ha ido llevando a tomar esta postura”, concluyó. La candidata a senadora, Gladys González, se expresó en el mismo sentido.

Pero no todos están en contra. En sus años de ministra de Salud de Cristina Kirchner, la candidata a diputada de Cambiemos, Graciela Ocaña, se mostraba a favor. Aunque no respondió los llamados de este diario, Ocaña le hizo saber su posición a las ONGs que pregonan por la despenalización. En mayo de 2009, Patricia Ledo, jefa del Servicio de Obstetricia del Hospital Delicia Concepción Masvernat de Concordia, lo reveló: “Es la primera vez que una ministra de Salud dice que el Congreso Nacional debería despojarse de prejuicios religiosos y legalizar el aborto”. Ya, a comienzos de 2008, la “Hormiguita” le había expresado algo similar a la organización “Campaña por el Aborto Legal”.

También en el bloque de diputados de Cambiemos hay muchos a favor de la despenalización. De hecho, un grupo de ellos, junto a legisladores de otros bloques, firmaron el despacho 4161-d-2016 en el que se plantea la interrupción voluntaria del embarazo. La iniciativa prevé que toda mujer tiene derecho a frenar su embarazo en las primeras 14 semanas. Entre otros, fue firmado por Sergio Wisky, Marcelo Weschler y Juan Carlos Villalonga, por el macrismo.

El diputado Daniel Lipovetsky también se mostró de acuerdo: “Debatir la despenalización del aborto es una deuda del Congreso desde hace muchísimos años. En nuestro país se realizan medio millón de abortos clandestinos al año, es la principal causa de muerte materna, y cada 5 minutos nace un bebé de una mamá adolescente y pobre”.

Lipovetsky agregó: “Ya hoy el Código Penal prevé la despenalización en ciertos casos, pero no es suficiente. Mirar para otro lado, negarnos a debatirlo y dar la espalda a las mujeres más vulnerables, no es una opción”.

El subsecretario de Juventud, Piter Robledo, afirmó: “Si seguimos sin discutir el tema ni con un proyecto superador, sin que los centros de salud funcionen en serio, y con el aumento de los embarazos tempranos, estamos mirando para otro lado. ¿Por qué una mujer con dinero puede acceder a un aborto en condiciones dignas y el pobre muere en el intento? El Estado no puede mirar para otro lado”.

Cristina se opone, pero otros K están a favor

Dos de las mujeres de mayor confianza de Cristina Kirchner, Diana Conti y Juliana Di Tullio, llevaron adelante durante años la voz cantante dentro del FpV a favor de la despenalización del aborto. La legislación argentina considera que interrumpir un embarazo es delito, a menos que esté en riesgo la vida de la madre o que el embarazo haya sido producto de una violación.

Pero con datos que reflejan que cada vez mueren más mujeres por abortos clandestinos, las actuales diputadas del Frente para la Victoria firmaron la Campaña Nacional por el derecho a un aborto “legal, seguro y gratuito”. E impulsaron más de una vez el proyecto. Uno de los problemas que aún persiste en el kirchnerismo es que su líder se opone a despenalizar el aborto. En el último año de su gestión, Cristina advirtió a su bloque que no iba a impulsar el debate, pero que si por su cuenta conseguían los votos para aprobar uno de los proyectos presentados, no se iba a oponer. Su ministro de Salud, Daniel Gollán, se pronunció en público a favor de dar el debate.

No pudimos conseguir el número”, recordó a PERFIL una de las dirigentes que en ese momento trabajó a favor de la despenalización. “La discusión por el aborto no es partidaria. Cuando está en juego la vida de una persona cada uno tiene su posición y es respetable”, manifestó una legisladora a este diario.