POLITICA ANTECEDENTES PROVINCIALES

El ballottage, un sistema que aún no fue usado para la presidencial

PERFIL COMPLETO

Foto:Cedoc Perfil
El sistema de segunda vuelta tiene el objetivo de garantizar un fuerte apoyo para el presidente electo. Además, busca evitar que la fragmentación política permita a una pequeña facción acceder al premio mayor. En este turno podría darse por primera vez una disputa final bajo este sistema en una elección de jefe de Estado. Sin embargo, existen antecedentes a nivel provincial, en Capital, Tierra del Fuego, Corrientes, Chaco y Chubut desde la restauración democrática, en 1983. También estaba vigente esta regla durante las elecciones de 1973, cuando hubo segunda vuelta en 15 provincias.
El ballottage presidencial vigente fue introducido por la Constitución de 1994, en base a una forma única que no requiere la mayoría absoluta –esto es, la mitad más uno de los votos– y ofrece dos vías para la victoria en primera vuelta: superar el 45% de los votos positivos o conseguir el 40% y una diferencia de diez o más puntos frente al segundo. Antes la elección era indirecta, a través del Colegio Electoral.
La única vez que no se alcanzó ninguna de las dos condiciones bajo la actual Constitución fue en 2003, cuando Carlos Menem logró el 24,45% y Néstor Kirchner el 22,24%. La renuncia de Menem a la competencia –caso único de un ganador que declina seguir– truncó la realización de la primera segunda vuelta ejecutiva nacional.
El sistema a dos rondas sí tuvo más impacto en las provincias, donde la norma más común es el requisito de superar la mitad más uno de los votos. Entre 1991 y este año se realizaron seis definiciones de gobernador provincial a segunda vuelta en Tierra del Fuego; en Capital fueron cuatro, con la salvedad de que en 1999 Aníbal Ibarra no había superado el 50% por 0,7 puntos porcentuales, pero Domingo Cavallo le concedió la victoria; Corrientes debió votar en dos rondas en tres oportunidades, mientras que Chaco y Chubut aportaron un caso cada uno.
Antes de la vuelta a la democracia en 1983, el sistema de ballottage había sido implementado durante la elección de 1973. Según muestra un informe de Fundación Bicentenario, en 12 provincias se definió con dos turnos el gobernador y en 14 ocurrió lo propio con la definición para senadores nacionales. Se usó al menos para una de las dos categorías en 15 distritos

Aurelio Tomas