POLITICA #PERFILELECTORAL

Mussa: el candidato serial que se postuló en 20 elecciones

Es empresario, tiene 69 años y el único cargo público que ocupó lo ejerció durante 8 horas. Fue candidato a Presidente en 1999 junto a la abogada hot.

Juan Ricardo Mussa
Juan Ricardo Mussa Foto:Cedoc

"Peronista desde la cuna", como él mismo afirma, empresario y estudiante de abogacía, Juan Ricardo Mussa es el candidato serial de la política argentina. No hay elecciones si en el cuarto oscuro no está la boleta con su nombre encabezando la lista. 

Siempre postulándose por una variante imprecisa del movimieto creado por el General Juan Domingo Perón, su primera vez en la lista de candidatos "fue en 1972, a concejal por el Abasto", recuerda. "Esta es la vez número 20 que me candidateo y voy a seguir peleando aunque casi ya a la política la he abandonado", cuenta.

Oriundo de Capital Federal, Mussa actualmente vive en el barrio porteño de Retiro pero hasta hace poco vivía en San Martin, provincia de Buenos Aires, lugar donde también vota. "Peor es (Elisa) Carrió que nació en Chaco, tiene domicilio en provincia y es candidata en Capital", se defiende. 

"Yo soy oriundo de acá. Camino todo el día la Ciudad y quiero discutir problemas locales", sostiene. "¿Porque desde que está Macri cada dos años se pavimentan todas las calles nuevas? no estamos para gastar por demás, hay que ahorrar!", reclama.  

Una de las elecciones en las que mejor rendimiento tuvo fue en 2007, cuando se candidateó a Presidente. Esa vez logró el 0,07% bajo el sello de la Confederación Lealtad Popular, que según el escrutinio oficial cosechó en todo el país 12.832 votos. Antes, es mismo año, Mussa también probó suerte en la elección para jefe de Gobierno de la Capital por el espacio Acción Ciudadana. No le fue tan bien como a Presidente: sacó 1.824 votos, el 0,1%. 40.  

Candidato compulsivo, en 2003 también había corrido para Jefe de Estado pero con una lista distinta: Alianza Unidos o Dominados. Logró 107 votos, el 0,2% del total en el país.

Sin embargo, esas no fueron las primeras veces que pretendió quedarse con la primera magistratura del país. En 1999, Mussa fue el candidato de Alianza Social Cristiana. Su compañera de fórmula en esa ocasión, "la que verdaderamente traccionaba los votos" como él bromea en diálogo exclusivo con Perfil.com era la ahora famosa "abogada hot", Fernanda Herrera

Esta fue su mejor elección, reunió 59.586 votos, el 0,33%. "En esa época teníamos varios colaboradores como Lanata o Marina Calabró", comenta. 

Mussa, que en esta oportunidad compite para llegar a la Cámara de Diputados de la Nación en la interna del Partido Federal con la lista Celeste y Blanco, se hizo famoso por denunciar, entre otras cosas, por reclamar el cobro del 40 por ciento de los 800 mil dólares secuestrados al venezolano Guido Antonini Wilson cuando éste intentó ingresarlos al país sin declararlos. "Me corresponde, es una recompensa por haber sido quien denunció el caso, como ocurre con Amado Boudou", afirma. 

También apareció en los medios por presentar una cautelar a Marcelo Tinelli para evitar que sigan imitando al presidente Mauricio Macri. En su momento, Mussa consideró que es "una burla constante y que difama a través de un guión de ‘tonto’, lesionando la honra y reputación, tanto personal como de la investidura presidencial”. 

Aunque nunca logró imponerse en ninguna elección de las que participó, en el 86', ocupó el único cargo público que tuvo. Lo hizo en la provincia de San Luis, cuando fue durante ocho horas "Secretario Gremial". "Yo lo ayudé a Rodríguez Saá a lograr la reforma provincial para ser reelegido, pero no sabía que era indefinida", cuenta. "Él decidió ponerme en ese cargo pero cuando vieron que denunciaba a todos los que robaban nunca mandó el decreto", adhiere. 

"En Argentina no hay democracia", dice al explicar porqué siempre se postula por vertientes peronistas en lugar de, como se dice en política, "jugar por adentro". Según contó en diálogo con este medio sólo lo intentó una vez, en el 83 para ganarle a Luder y no pudo. 

"Acá tenes un modelo electoral berreta que por eso lo quiere copiar Nicolás Maduro. Cuando analizas de fondo la reforma que implementa ves que lo hace porque no puede salir del brete que implica el modelo de electoral venezolano, que es muy bueno, y sueña con instalar el nuestro para dominar su país", dice. "Los candidatos que están no tendrían que estar nunca más", remata. 

Dedicado a su empresa petroquimica, Mussa, que aclara que no es abogado sino empresario, también produce lonas, venta de cueros, piletas de lonas, insiste con que "hay que bajar los impuestos", el slogan de los afiches de campaña."Hace cuatro años podría haberme jubilado y estar cobrando mucha plata pero no lo hago porque me da vergüenza. Vivo de mi trabajo y lo haré mientras pueda. Nunca me voy a jubilar, no puedo sacarle los remedios a los que sí lo necesitan, no me siento cómodo", dice.