POLITICA CORRUPCION EN LA OBRA PUBLICA


El caso López se extiende a otros ex funcionarios y empresarios K

Las peripecias de José Francisco López no sólo lo convirtieron en su peor enemigo. Abrieron la caja de Pandora que durante doce años funcionarios, empresarios, jueces y fiscales cerraron bajo siete llaves.
Luego de que Luis Juez, embajador argentino en Ecuador, declarara la semana pasada como testigo en la causa por enriquecimiento ilícito del ex secretario de Obras Públicas, el fiscal federal Federico Delgado comenzó a analizar el alcance de las declaraciones del cordobés. Fuentes judiciales aseguraron a PERFIL que Delgado hará una presentación para iniciar una nueva causa que trasciende el enriquecimiento de López y que extiende las responsabilidades por encima del ahora detenido ex funcionario. El ex intendente de la Ciudad de Córdoba dijo por videoconferencia que la obra pública estaba digitada, asignada de antemano a los empresarios amigos de los Kirchner y que ningún intendente podía conseguir fondos para financiar obras en sus distritos sin la digitación de Néstor Kirchner, Carlos Zannini, Julio De Vido y López. También mencionó al ex jefe de Gabinete Alberto Fernández. Las declaraciones de Juez apuntan también a empresarios emblemáticos de la era kirchnerista: Cristóbal López y  Gerardo Ferreyra, de la hasta ahora intocable Electroingeniería.
Juez sostuvo ante el fiscal que De Vido y López lo presionaron cuando era intendente para que Electroingeniería ejecutara un plan de viviendas en ese municipio. “De Vido con López me dijo ‘la empresa está seleccionada, o es Electroingeniería o no construimos vivienda con vos’. Fui a verlo ese día a Néstor Kirchner, reunión que siempre monitoreaba Alberto Fernández, y le dije ‘me fue mal’ y ‘no estoy dispuesto a ir preso’” por contratar sin licitar. Según el embajador, “el (entonces) presidente luego de un zigzagueo me dijo: ‘Tenés que ser un poco más tolerante en este tema. Julio y José son los que toman las decisiones, te vas a quedar sin viviendas’”, algo que finalmente se cumplió. “Todas las obras se concretaban a partir de vínculos políticos y amistades”, agregó. Juez también declaró que Zannini lo mandó a reunirse con Cristóbal López porque lo quería ayudar con el transporte en la ciudad de Córdoba. Pero López le dijo que no se dedica al transporte, que quería “construir el casino más grande del país” en esa ciudad “Se rechazó la oferta y después de eso Zannini no me atendió más”, contó.
“Para acceder a obras tenías que aceptar las condiciones que te fijaba el gobierno nacional, era tal empresa, tal retorno, si aceptabas, te convertías en un socio, y la obra se ejecutaba”, agregó.

Redacción de Perfil.com