POLITICA DETRAS DE UNA OBRA EMBLEMATICA

El Centro Kirchner unió a dos poderosos constructores

Carlos Wagner, de Esuco, es investigado por lavado en la causa contra el empresario Lázaro Báez y Santiago Riva tiene su fortaleza en los vínculos con las licitaciones públicas.

PERFIL COMPLETO

Foto:Cedoc Perfil

El empresario de la construcción Carlos Wagner es investigado por el juez federal Sebastián Casanello en la causa de lavado contra Lázaro Báez. El magistrado realizará un estudio contable sobre la empresa Decavial, en la que Wagner tiene acciones, por su participación en una operación de 16,5 millones de dólares con la sociedad Helvetic, investigada por presuntas operaciones de lavado en la Argentina, Uruguay y Suiza.

Wagner es un nombre recurrente en las principales obras impulsadas por el kirchnerismo. El titular de Eusuco SA, durante el mandato de Néstor Kirchner y gran parte de los dos gobiernos de Cristina, fue el presidente de la Cámara de la Construcción. En 2013 pasó a ocupar la vicepresidencia y dejó a un hombre de su confianza a cargo.

Se especializó en contratos para la construcción de obras de infraestructura y viviendas en Buenos Aires y en Santa Cruz, pero sus negocios también se extendieron a otras provincias. Fue uno de los empresarios señalados por el ex ministro de Economía Roberto Lavagna cuando, antes de ser desplazado en noviembre de 2005, habló de “cartelización” y “sobreprecios” en la obra pública.


Riva SA es una de las constructoras de obra pública más importantes del país. Fue creada por Amadeo Riva, quien falleció el año pasado, y hoy es manejada por su hijo, Santiago.

Negociador nato, se hizo amigo de Eduardo Eurnekian y armó fuertes vinculaciones con el poder político que derivaron en grandes desarrollos inmobiliarios con el gobierno nacional, pero también a nivel provincial. Ganó la licitación para crear el Hollywood argentino, un enorme edificio para desarrollar el cine nacional en la Isla Demarchi, por más de $ 2.500 millones. Hace un mes en Santa Fe el gobernador, Antonio Bonfatti, firmó la adjudicación de la obra de terminación del Centro de Justicia Penal, por $ 176.499.000.

Según pudo averiguar PERFIL, sólo este año se presentó a más de diez licitaciones importantes. Por ejemplo, las obras de restauración de la fachada del Congreso nacional por $ 145 millones, la puesta en funcionamiento de cuatro subestaciones rectificadoras para la Línea Mitre ($ 97,5 millones) y para la nueva estación depuradora de aguas de Mar del Plata. Anhela ganar el jackpot porteño: la construcción de la Ciudad Judicial. Esta licitación supone más de $ 1.500 millones y aún no fue adjudicada.



Aurelio Tomas / Ezequiel Spillman