POLITICA


El cerrajero que abrió las cajas de Flor K: "Mirá todo lo que tiene esta mina con tanta pobreza que hay en la calle"

Cristian Medina contó que le resultó "sorprendente" el dinero hallado en las cuentas de la hija de la expresidenta. Su "indignación".


Foto:Cedoc
El cerrajero convocado para la apertura de las cajas de seguridad de Florencia Kirchner, hija de la ex presidenta Cristina Fernández, aseguró que le resultó "sorprendente" el dinero hallado por la Justicia y confió que, en medio de su tarea, llegó a pensar: "Mirá todo lo que tiene esta mina con tanta pobreza que hay en la calle".

El hombre, identificado como Cristian Medina, contó el impacto que tuvo al ser testigo de los 4.600.000 pesos encontrados en una de las cajas de seguridad que la hija de Néstor y Cristina Kirchner posee en la casa matriz del Banco Galicia y bromeó: "Con un pequeño fajo me compraba un sommier y un colchón para mi perro".

En declaraciones al canal Misiones Cuatro, de Posadas, Medina reconoció que le causa "un poco de indignación" las denuncias sobre presuntos actos de corrupción que salpican a los ex presidentes y ex funcionarios kirchneristas, pero señaló que para el ciudadano común "no queda otra que darle para adelante".

El joven detalló que trabaja en relación de dependencia en una empresa inscripta en los registros judiciales para realizar tareas de cerrajería, en el marco de expedientes judiciales que así lo requieran.
Al ser consultado sobre cuál fue su impacto al ver los fajos de billetes hallados, Medina confesó que su pensamiento fue: "Mirá todo lo que tiene esta mina y tanta pobreza que hay en la calle. No se entiende".

"Fue algo sorprendente", enfatizó el cerrajero, al referirse al operativo encabezado por el juez federal Julián Ercolini, que investiga a la familia Kirchner por supuesto lavado de dinero y evasión fiscal en la causa Hotesur. Asimismo, confirmó que de las dos cajas abiertas, "una de ellas estaba vacía".

El empleado también comentó que "la apertura de las cajas demandó diez minutos pero el recuento de la plata fue de casi cuatro horas" y señaló que en ese lapso debió permanecer en el lugar.

"Tenés que quedarte ahí adentro, tienen que filmar y demás; no hay forma de escaparte", relató.
Al preguntarle sobre los comentarios de los funcionarios intervinientes durante el procedimiento realizado en la bóveda de la entidad bancaria, el trabajador precisó: "Ahí adentro no se habla mucho, simplemente se cuenta la plata y nada más. Se cuenta para saber que esté todo en orden. Después, la misma plata volvió a la misma urna y se le puso una nueva cerradura".

Reiteró que durante el trámite, escuchó escasos comentarios: "Se cuenta la plata con cámaras de Gendarmería filmando en todo momento y se sacan fotos, más la cámara del banco que está filmando", detalló. El cerrajero indicó que "nunca" había tenido que hacer una tarea de esta magnitud por la notoriedad de las personas involucradas y relató que cuando lo llamaron de la empresa para la cual trabaja le dijeron que "esto iba a ser para largo".

Por último, Medina explicó que para desarrollar su labor "es necesario tener buena presencia" y no tener "antecedentes 'legales' o prontuario". "No cualquier cerrajero puede hacer este trabajo", dijo, tras lo cual se disculpó ante sus entrevistadores porque debía asistir a otro banco para realizar un trabajo similar.

Redacción de Perfil.com