POLITICA

El coqueteo de Scioli y Massa enoja a la Rosada

Dialogaron en la inauguración de un casino de Luis Barrionuevo, acérrimo opositor. “El kirchnerismo debe apurar la instalación de un candidato”, concluyeron en el Gobierno.

Foto:Enrique M. Abbate.

Un casino inaugurado por el sindicalista antikichnerista, Luis Barrionuevo, fue el escenario que unió a Daniel Scioli, y Sergio Massa, dos dirigentes que ya trabajan y pelean para liderar el postkirchnerismo.

El encuentro se dio el viernes por la noche, dos días antes de la convocatoria del propio Barrionuevo y de Hugo Moyano al almuerzo opositor, en el que participarán muchos dirigentes que ya hablan de un fin de ciclo anticipado. Scioli y Massa acordaron con los sindicalistas no participar finalmente de esta cumbre, pero asistieron a la inauguración del casino del Hotel Sasso, en Mar del Plata.

Me debés una, lo sabés”, fue la frase que Massa le dijo al oído a Scioli. El gobernador bonaerense escuchó y sonrió. El tigrense le recordó así que la pelea de Omar Narváez en Villa La Ñata se pudo concretar gracias a que el municipio le levantó la clausura municipal que tenía el gimnasio del gobernador.

Este parloteo fue interrumpido por Barrionuevo, quien se quejó ante Scioli por no contar con máquinas tragamonedas en su casino. “Ese es problema de ustedes”, se excusó Massa y continuó saludando al empresario Florencio Aldrey Iglesias. Tal como contó este diario, esta sala de juego por la que el titular de los gastronómicos invirtió 5 millones de pesos fue habilitada por el gobernador bonaerense, aunque aún no cuenta con máquinas ya que Scioli espera a que finalice el contrato con Boldt para darle el negocio a Cristobal López.

Aunque lo nieguen, Scioli y Massa ya están en campaña por la sucesión presidencial. La fotografía del viernes a la noche en un terreno opositor es un mensaje de unidad que busca mostrar garantías de gobernabilidad mientras cada vez más dirigentes hablan de un fin de mandato anticipado, uno de ellos, es el propio Barrionuevo, anfitrión del encuentro.

El gobernador avisó el viernes que está dispuesto a llegar a la presidencia aún sin tener el aval de la Casa Rosada. La imagen no tardó en encontrar la reacción del Gobierno, desde donde interpretaron que la foto “ratifica que el kirchnerismo debe apurar la instalación de un candidato propio, ya sea volviendo a apuntalar a Jorge Capitanich u otro dirigente”. 

El gobernador y el diputado del Frente Renovador volvieron a mostrarse juntos, luego de la contienda electoral del año pasado, en la que estuvieron cerca de formar una alianza para competir contra el kirchnerismo. Desde ese entonces, los dos dirigentes hablaron apenas dos veces por teléfono. 

La primera vez, el mandatario bonaerense se comunicó con el ex intendente de Tigre para pedirle apoyo para aprobar el presupuesto que el massismo había trabado en la legislatura. Massa se lo dio, a cambio de que se apruebe la policía comunal, aún en discusión.

El segundo llamado llegó desde Brasil. El empresario de la carne, Alberto Samid, se comunicó con el líder del Frente Renovador para tender un puente con Scioli. El gobernador estaba en Río de Janeiro cuando la policía bonaerense se autoacuarteló en reclamo de un aumento salarial y llamó para pedir la colaboración de los intendentes que conduce su ex aliado. “Esto es normal para nosotros”, dijo Scioli tras la fotografía. “Fue un encuentro cordial. Un saludo, nada más. Una charla amena como cada vez que nos encontramos”, explicó Massa.


Rosario Ayerdi desde Pinamar


Temas: