POLITICA EN REPUDIO AL GOBIERNO DE MACRI


El cristinismo inició una “marcha por la resistencia” y hoy la cierra Máximo

Los incondicionales de Cristina empezaron ayer una vigilia en la Plaza de Mayo. Esta tarde, el hijo de la ex presidenta volverá a dar un discurso público. También hablará Bonafini.

Ultra k. Hebe llegó en silla de ruedas. Guillermo Moreno, el actor Gerardo Romano, Martín Sabbatella, Ariel Basteiro, Andrés Larroque y Edgardo Depetri, las principales caras. El merchandising K y anti-Macri.
Ultra k. Hebe llegó en silla de ruedas. Guillermo Moreno, el actor Gerardo Romano, Martín Sabbatella, Ariel Basteiro, Andrés Larroque y Edgardo Depetri, las principales caras. El merchandising K y anti-Macri.
Foto:Juan Obregon
El kirchnerismo puro y las Madres de Plaza de Mayo iniciaron ayer “la marcha de la resistencia” contra el Gobierno de Mauricio Macri, que incluye una vigilia de un día en la Plaza de Mayo. El acto de cierre, previsto para hoy a las 17, tendrá como oradores centrales a la titular de Madres, Hebe de Bonafini, y al diputado Máximo Kirchner.

El Frente para la Victoria prevé “ganar la calle” contra la política económica y de derechos humanos de la Casa Rosada, y sumarse a las protestas que hará la CTA la semana que viene. No será la única marcha que promoverán. Los organizadores de la movilización trazaron un paralelismo entre la administración de Macri y la dictadura militar del 76.

“Vuelven a gobernar los que estuvieron con (el ministro de Economía de Videla) Martínez de Hoz”, advirtió el diputado Edgardo Depetri en diálogo con PERFIL. “Vuelve el modelo del saqueo, de la represión de la protesta social, de la entrega del patrimonio público y la caída del salario”, opinó.

La marcha de la resistencia surgió precisamente en la dictadura, impulsada por las Madres de Plaza de Mayo. Se repitió en los 90, con el menemismo en el poder. Y regresó ayer. “Los argentinos vamos a mostrar la disconformidad con las políticas económicas de Macri”, expresó el parlamentario del Mercosur Agustín Rossi, en diálogo con PERFIL.

Bonafini fue más dura y explicó que la marcha “es contra un gobierno que nos quiere hacer mierda”. Y agregó: “Tiene que ser una demostración del poder del pueblo en una plaza que reclama, exige y necesita trabajar, porque es la única manera de vivir en dignidad”.
Al llegar a la Plaza, Bonafini pidió “marchar sin parar, pedir por el derecho a los trabajadores, y cantar la consigna hasta quedarse afónicos”. “Esta marcha no es para pedir contra los milicos, es para los compañeros que no tienen trabajo”, precisó.

La movilización se realiza bajo el lema “Cristina conducción”. Es la primera protesta masiva del cristinismo en contra del Gobierno de Macri. Y sucede justo cuando la ex presidenta está en Buenos Aires con un perfil político más activo. Coincide, a su vez, con que su situación judicial es cada vez más complicada.

El Gobierno ve detrás de esta movilización intentos desestabilizadores por parte del kirchnerismo y los atribuye a que está acorralado en la Justicia. Para la Casa Rosada, CFK responde a los embates de los Tribunales movilizando a su tropa.