POLITICA CAUSA DE LAS ESCUCHAS

El cuñado de Macri dijo a la Justicia que teme por su seguridad

El abogado de Daniel Leonardo, viudo de Sandra Macri, sostiene que fue Macri quien dio la orden de intervenir los teléfonos.

Foto:Cedoc

“Tengo temor de que le pase algo a Daniel Leonardo, a su persona o a nuestras familias. Dios sabe que no miento. Espero que los señores jueces puedan mirar a los ojos a sus hijos y puedan decir con la misma tranquilidad en conciencia ‘hicimos justicia’”. La frase pertenece al abogado de Leonardo, cuñado de Mauricio Macri, y fue extraída del pedido de elevación a juicio del Presidente por escuchas ilegales.

A una semana del ballottage, el juez federal Sebastián Casanello dio por clausurada la investigación que pesaba contra el líder del PRO y pidió a las partes que opinaran si debían sobreseerlo o enviarlo a juicio oral. El fiscal Jorge Di Lello se inclinó por la primera opción, pero esta semana las querellas solicitaron al juez que la causa sea elevada a juicio. Se trata del cuñado del Presidente y el dirigente Sergio Burstein.

Para Conde y Horacio Etcheverry, abogado de Burstein, en el expediente hay elementos de prueba suficientes para que “un tribunal determine si existe o no responsabilidad de parte de Macri”. Sostienen que fue Macri quien dio la orden de intervenir los teléfonos.

Sin embargo, los abogados no creen que llegue a juicio: “No va a haber justicia por el momento político que estamos atravesando”, dijo Conde a PERFIL, y agregó: “Alberto Nisman va a ser nuevamente golpeado”. El fiscal que fue hallado muerto en su departamento de Le Parc el pasado 19 de enero fue el responsable de la investigación sobre una “asociación ilícita” destinada al espionaje clandestino, junto con el ex jefe de la Policía Metropolitana, Jorge Palacios, y el espía Ciro James.

El abogado de Leonardo sostuvo que el actual presidente habría ordenado intervenir su teléfono para “forzar el divorcio” de su hermana, Sandra Macri, y así “revertir su calidad de heredero”. Este martes, la Cámara deberá resolver la continuidad de Casanello, que fue recusado en la causa.

 

Di Santo sigue en la Federal

Mientras avanza la integración de 20 mil agentes de la Policía Federal Argentina a la Metropolitana, tal como adelantó PERFIL en su edición del 28 de noviembre, persiste la incertidumbre sobre quién comandará la fuerza. Fuentes policiales indicaron a PERFIL que la jefatura continuará en manos del comisario general Román Di Santo, al menos hasta fin de año, cuando se concrete el traspaso. El resto de la cúpula también quedará hasta entonces intacta. El cambio más significativo se dará en la conformación de la Superintendencia Metropolitana de la Policía Federal, debido a que sus dependencias –comisarías, bomberos, Policía Científica y de Investigaciones– serán absorbidas por la fuerza de la ciudad de Buenos Aires. Del otro lado quedará la Policía Federal, abocada a los delitos complejos como el narcotráfico y la trata de personas.



Cecilia Di Lodovico