POLITICA FRENTE RENOVADOR

El dilema de Sergio Massa para definir su futuro: ir por todo o aliarse al PRO

Por Ramón Indart | A seis días para el cierre de listas, el tigrense sigue cayendo en las encuestas. Seguir adelante, ir por la gobernación, y el peligro de quedar afuera de todo.

Foto:cedoc

Sergio Massa transita, por estas horas, los momentos más críticos de su vertiginosa carrera política. Sabe que la elección se polarizó y que el próximo presidente se definirá entre Daniel Scioli y Mauricio Macri. No hay lugar para un tercero en esta contienda.

El líder del cada vez más vaciado Frente Renovador lo sabe, aunque todavía lo niegue públicamente: "Quédense tranquilos que no me bajo", dijo en Córdoba esta mañana. También lo saben sus aliados, que en 2013 se acercaron creyendo que el kirchnerismo estaba cerca del fin.

El tigrense debe tomar una decisión urgente. En primer lugar porque faltan solo seis días para el cierre de las alianzas electorales. Y en segundo, porque la sangría de intendentes parece no detenerse. Hace días pegó el portazo José Eseverri (Olavarría), lo que aumenta la cuenta de “garrochazos” a nueve intendentes. Los próximos días podrían sumarse Mario Meoni (Junín) y Gabriel Katopodis (San Martín).

Con este panorama, Massa (diputado con cargo hasta 2017) piensa en tres alternativas:

-Seguir hasta el final. Es lo que desea una ínfima parte del Frente Renovador. Jugaría una interna con el gobernador de Córdoba, José Manuel De La Sota. Sería aceptar el tercer lugar en las elecciones nacionales, aunque entre las PASO y las generales el armado puede seguir derrumbándose.

-Ser candidato a gobernador de Mauricio Macri. Esta idea es la que comparten operadores de su espacio y muchos dentro del PRO, entre ellos el constructor de varios acuerdos, Emilio Monzó. Pero la propuesta es resistida por Jaime Durán Barba, consultor estrella de Macri y también por el propio jefe de gobierno porteño, por ahora. Muchos creen que el líder del PRO juega con los tiempos para que el tigrense quede al borde del knockout en 48 horas más. A pesar de eso, los operadores bonaerenses salieron hace ya varias semanas a tentar a indentendentes massistas para que acompañen a Macri, según confirmaron a Perfil.com. ¿Qué pasaría con María Eugenia Vidal si Massa va a Buenos Aires? Se menciona una eventual fórmula o internas.

-Gobernador con boleta corta. Esta alternativa sería prácticamente una derrota para Massa, y por eso se entiende la desesperación para llegar a un acuerdo con Macri. Sin un candidato presidencial que arrastre su candidatura, podría terminar muy relegado y perder todo tipo de terreno para los próximos años, si es que vuelve a la carga con una candidatura presidencial.

Dentro del espacio, hay reclamos por lo bajo y también por lo alto. El intendente de San Miguel, Joaquín de la Torre, señaló a este portal que hubo "miopía política" por no sellar un acuerdo opositor en 2014.

Quizás la última chance cierta de negociar en igualdad de condiciones con Macri sucedió hace unas semanas cuando los referentes de cada espacio se juntaron en Tigre. Los massistas propusieron una interna, los macristas que baje su candidatura. No hubo acuerdo.

(*) De la redacción de Perfil.com.



Ramón Indart