POLITICA CRUCE CON MAJUL


El dueño de Propyme defendió a Liuzzi: "No es ningún pecado llamar a un amigo"

Guillermo Greppi, dueño de la financiera allanada por orden de Oyarbide, bancó al funcionario de Casa Rosada. Video.

Guillermo Greppi y Luis Majul.
Guillermo Greppi y Luis Majul.
Foto:Cedoc

Guillermo Greppi era uno de los hombres más conocidos en el mundo de las finanzas porteñas. Pero era un gran desconocido para el público hasta fines de 2013, cuando denunció que le pidieron una coima de 2,5 millones de pesos para detener un allanamiento a su financiera, Propyme.

El empresario llamó entonces a Carlos Liuzzi, subsecretario de Legal y Técnica de la Nación,  quien informó la situación al juez federal Norberto Oyarbide, que a su vez detuvo el operativo. Desde entonces, el caso se convirtió en un escándalo político que pone en jaque a Oyarbide, golpea a Liuzzi, y salpica a su jefe, Carlos Zannini.

"La Difoc (División de Investigaciones Federales de Organizaciones Criminales de la Policía Federal) estaba revolviendo todo. Eran muy agresivos. Los empleados y clientes pensaron que era un robo comando con tipos disfrazados de policías. A una empleada le pusieron un revólver en la cabeza", contó entonces Fernando Torres, abogado de Greppi.

El dueño de Propyme, que se declara amigo de Liuzzi, asegura que tanto él como el funcionario son inocentes, y protagonizó un fuerte cruce con el periodista Luis Majul en el programa La Cornisa.

"Usted dijo que Liuzzi era su 911. Y Liuzzi, segundo de Zannini, llamó a Oyarbide, y pararon el allanamiento", indagó Majul. "Sí", respondió Greppi. "No sé si la gente se va a terminar enterando de si lo pararon porque usted era puro y no tenía ningún problema o porque lo mandaron a parar desde arriba. De hecho le están pidiendo un juicio político a Oyarbide", continuó el periodista. El empresario replicó: "Lo de Oyarbide no me interesa. Me voy a remitir a mi amigo Liuzzi: Lo que pase con Oyarbide es un tema de Oyarbide y lo resolverá Oyarbide".

"Cuando yo llamo a Liuzzi y utilicé la palabra 911, fue una utopía, porque cuando te vienen estos tipos directamente a saquear, cada uno se defiende como puede. Y yo utilicé a un amigo mío que llamó a su señoría y le dijo que en nombre de él se estaban pidiendo coimas. No es ningún pecado llamar a un amigo para que no me saqueen la empresa", contó el empresario.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Luego siguió el intercambio con Majul:

-No lo cometió usted, lo cometió el funcionario que llamó al juez.
-El funcionario tampoco porque le dijo al juez una denuncia. Vamos a ver qué dice la justicia. Hable con un penalista y que diga si Liuzzi incurrió en un delito o no. El hizo la denuncia, llamó al juez..

-¿Y cómo el juez federal va a decir 'creo en su palabra, paro todo'?
-Es un tema del juez federal, ¿por qué no se lo pregunta a Oyarbide?

Greppi también desmintió ser socio de Moyano: "Eso son todos payasadas", sostuvo. Y negó las versiones que vinculan a su financiera con Sueños Compartidos, la fundación de Madres de Plaza de Mayo que encabezaba Sergio Schoklender

-Usted dijo que no tenía nada que ver con la fundación Sueños Compartidos...
-Nada que ver.

-Y acaban de denunciar que entró en su financiera un cheque de 200.000 pesos de Sueños Compartidos.
-¿No te da vergüenza decirme esa pavada? Escuchame, emitieron miles de cheques, yo no recibí ningún cheque...

-No me da vergüenza, más vergüenza me da gente como usted, los que manejan cuevas por todos lados, manejan 70 millones de pesos por día...
-¿Cuánto? ¿Cuánto por día?

-Usted no, todas juntas.
-Ah, bueno, está bien, problema de las otras cuevas.

"El de Sueños Compartidos es un solo cheque, si es que es, no han probado que Propyme tenga ese cheque. No lo tengo el cheque, yo digo que no lo tengo, que me prueben que es mío. Hasta el mismo Schoklender dijo que no me conoce, y yo no lo conozco, y nunca hemos tratado comercialmente. Acá tratan de desdibujar para transformar esto en un bochorno totalmente innecesario", remató Greppi.

Por último, el abogado del empresario habló sobre su situación procesal. "Hubo una investigación por lavado de dinero que empezó en el juzgado del doctor Oyarbide. Y cuando fue la denuncia por parte del señor Liuzzi, que le puso la noticia de que estaban ocurriendo exacciones ilegales en su nombre, el doctor Oyarbide suspendió todos los procedimientos", explicó Torres. 

"Pero lo más importante de esto es que el allanamiento comenzó y terminó antes de que el juez hubiera dado la orden, y fue negativo. Fue creada una investigación con el solo objeto de pedirle una exacción ilegal a una empresa", concluyó.



Redacción de Perfil.com


Temas:

  • Guillermo Greppi
  • Luis Majul
  • La Cornisa
  • Norberto Oyarbide
  • Carlos Liuzzi