POLITICA CONSEJO DE LA MAGISTRATURA

El Ejecutivo avanza contra Figueroa, la presidenta de Casación

Impulsa tres denuncias contra la jueza. Quedó en la mira por su rol en el debate por la reapertura de la denuncia de Nisman.

El ejecutivo avanza contra Figueroa, la presidenta de Casación
El ejecutivo avanza contra Figueroa, la presidenta de Casación Foto:Cedoc
El Poder Ejecutivo comenzó a impulsar tres denuncias contra la jueza de la Cámara de Casación, Ana María Figueroa, en el Consejo de la Magistratura. La magistrada –vinculada al kirchnerismo– es, además, la presidenta del máximo tribunal penal del país y quedó en la mira en los últimos días por su rol en el debate por la reapertura de la denuncia del fiscal Alberto Nisman contra la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner.

Desde julio, Figueroa sumó tres denuncias que están en manos del consejero Juan Bautista Mahiques, representante del Poder Ejecutivo en el Consejo. Por medio de un escrito que será tratado el jueves en la Comisión de Disciplina, Mahiques pidió documentación y copia de los expedientes en los que se denunció el desempeño de Figueroa. Mahiques es también quien está detrás del nuevo impulso que tomó la investigación contra el juez federal Daniel Rafecas, según pudo reconstruir PERFIL

Cercana al kirchnerismo y envuelta en una serie de graves enfrentamientos con su par Juan Carlos Gemignani, Figueroa fue denunciada por el Colegio de Abogados de la Ciudad de Buenos Aires y por el propio Gemignani. El avance contra Figueroa se da tras la renuncia del juez Carlos Rozanski por una investigación en su contra, también en el Consejo, y mientras se realizan medidas en el expediente contra Eduardo Freiler. Ambos jueces están en una “lista negra del macrismo”.

La primera de las presentaciones contra Figueroa apunta a la existencia de 45 causas sin tramitar en la Sala I de Casación, a la que ella pertenece. El Colegio también la denunció por su pedido de continuar interviniendo en los expedientes vinculados a la causa AMIA luego de haber dejado la sala que tiene competencia en estas causas (la II, donde estuvo como subrogante) y por los hechos vinculados a una remodelación y la compra de mobiliarios en su vocalía durante 2015. 

Poco después, Gemignani también denunció la falta de radicación de los expedientes, entre ellos algunos vinculados a la mafia de los medicamentos y otros hechos de corrupción. Su otra presentación fue por los incidentes ocurridos cuando él encontró una serie de muebles y artefactos, y ordenó hacer un inventario. Cuando una empleada de Figueroa se negó, se desató un escándalo. Gemignani ordenó la detención de la joven, quien tras su liberación lo denunció por privación ilegal de la libertad.