POLITICA GRUPO INDALO


El embargo complica las ventas de López

La decisión sumó problemas a su deseo de desprenderse del banco Finansur y la aseguradora Providencia (ex Generali Argentina).

PERFIL COMPLETO


Foto:Cedoc Perfil

La inhibición general que dictó el juez Julián Ercolini sobre los bienes de Cristóbal López terminó de congelar el trabado proceso de venta de dos de sus empresas más atractivas para el sector financiero: el banco Finansur y la aseguradora Providencia, ex Generali Argentina.

Se trata de las dos empresas del Grupo Indalo a las que el empresario kirchnerista les colgó el cartel de venta apenas la AFIP lo denunció por la deuda impositiva de $ 8.000 millones y que podrían reportarle unos uS$ 35 millones. Sin embargo, la medida judicial le impide avanzar con el desprendimiento de esos activos, que en el mercado consideran valiosos y “menos contaminados” por la gestión de Indalo. Ahora, a menos que Ercolini otorgue una autorización especial en contrario, cualquier operación de venta o traspaso de acciones quedó prohibida, incluso entre los propios socios. En el caso del Finasur, esto descarta la posibilidad de que sea la familia fundadora, encabezada por Jorge Sánchez Córdova, quien retome el control del banco, del que todavía posee 30% de las acciones.

Ocurre que, mientras nunca se conoció un candidato interesado en la compra de la compañía de seguros que López adquirió en noviembre último, tampoco con la venta del banco se habían logrado avances con ningún candidato. Por eso, en el mercado se especulaba con que sería Sánchez Córdova quien finalmente se quedaría con la entidad para, eventualmente, volver a venderla total o parcialmente. Lo concreto es que tras haber entablado conversaciones que no prosperaron con empresarios locales como Eduardo Eurnekian o fondos de inversión del exterior como el norteamericano Optimum, sólo habría quedado abierto un canal de diálogo con el grupo Sancor Seguros. El grupo de Santa Fe ya inició ante el Banco Central los trámites para obtener las liciencias y permisos para operar y sus voceros no descartan ninguna opción pero recalcan que los planes originales apuntan a “crear” un banco y no comprarlo. En cualquier caso, fuentes vinculadas al Finansur explican que, “la única forma de que Indalo pueda vender es pidiendo una autorización al juez, si es que existiera una oferta”.



Virginia Porcella