POLITICA

El escrito con el que Oyarbide se autoincriminó y salpicó al hombre de Zannini

Tras las imágenes publicadas en exclusiva por Perfil.com, se da a conocer el oficio en el que responsabiliza al hombre de Zannini de la suspensión del operativo. El documento.

Foto:Cedoc

El juez federal Norberto Oyarbide suspendió el 19 de diciembre pasado un allanamiento que había ordenado a la mutual Propyme por presunto lavado de dinero, tras recibir un llamado del subsecretario Legal y Técnico de la Presidencia, Carlos Liuzzi, segundo del secretario Carlos Zannini. Las imágenes y fotografías que publicó en exclusiva Perfil.com complican aún más la situación del juez y de funcionarios del Gobierno.

El hecho le valió al magistrado cuatro denuncias por mal desempeño ante el Consejo de la Magistratura y dos penales que tramitan en los tribunales de Comodoro Py 2002, en Retiro.

En esta ocasión, Perfil.com accedió al Oficio Judicial que elevó Oyarbide a su superior, el presidente de la Cámara Nacional de Apelaciones, Martín Irurzun, en el que no sólo responsabiliza a Liuzzi sino que se autoincrimina. Esta actuación tramita ante el Consejo de la Magistratura por la que fue citado a dar explicaciones a finales de abril.

Mientras el oficialismo intenta dilatar el juicio contra Oyarbide, la oposición encabezada por el senador radical y consejero en la Magistratura, Mario Cimadevilla, adelantó a Perfil.com que solicitará una serie de medidas y pruebas para poder develar la responsabilidad de Oyarbide, “un juez del poder”, sentenció el chubutense.

“Vamos a solicitar pruebas para develar: ¿Qué tipo de entidad es Propyme?, ¿Qué operaciones está autorizada a realizar?, ¿Quiénes son sus propietarios?, ¿Quiénes integran el Directorio?, ¿Balances presentados?, Antigüedad en el rubro,  Nómina de clientes,  Si cambiaban cheques, ¿de quién eran?,  Tasas que cobraban. Además, vamos a pedir el cruce de llamadas entre Carlos Liuzzi (Subsecretario Legal y Técnico de la Presidencia de la Nación) y el juez Oyarbide y vamos a pedir la citación de Guillermo Greppi y de Liuzzi”, explicó Cimadevilla.

En tanto, Greppi reconoció que llamó a Liuzzi para advertirle que policías de la DIFOC le pidieron plata para evitar el allanamiento, aunque los oficiales lo niegan y aseguran que el empresario inventó esa excusa para evitar el procedimiento.

DOCUMENTO:

(*) Especial para Perfil.com.



Natalia Aguiar (*)