POLITICA SEMBLANZA

El ex hombre del PJ bonaerense que ahora opera en las sombras

“Juanjo” se alejó formalmente de la política en 2015, tras ser el jefe de campaña de Sergio Massa cuando ganó la elección 2013 en la provincia de Buenos Aires.

Abogado. Dice que se retiró de la política y volvió a ejercer.
Abogado. Dice que se retiró de la política y volvió a ejercer. Foto:Cedoc Perfil

Es jueves por la tarde y Juan José Alvarez camina por las calles Talcahuano y Tucumán de la Ciudad de Buenos Aires con expedientes en la mano. Lejos de la campaña electoral o de los cargos en el área de Seguridad que ocupó en anteriores gobiernos, el dirigente de Hurlingham está dedicado ahora a su profesión de abogado. Sin embargo, su teléfono sigue sonando y son varios los políticos que lo llaman. Aunque asegura que él no llama a nadie, atiende a todos los que marcan el número de su celular.

“Juanjo” Alvarez se alejó formalmente de la política en 2015, tras ser el jefe de campaña de Sergio Massa cuando ganó la elección 2013 en la provincia de Buenos Aires. Suele repetir que su paso por las filas del hombre de Tigre terminó haciendo que la política lo aburra y, por ello, ahora ocupa gran parte de su tiempo como abogado laboralista en el estudio Alvarez & Asociados que tiene junto a su hijo Juan Manuel.

Sin embargo, no deja de mirar de reojo lo que pasa en su territorio en donde su otro hijo, Rodrigo, es funcionario en la intendencia de Juan Zabaleta. En charlas previas a las elecciones internas, ante la insistencia del jefe comunal de que Florencio Randazzo podría llegar al 15%, “Juanjo” le repetía que el Frente Justicialista apenas podría tocar los 5 puntos. Ahora Zabaleta pasó a las filas de Unidad Ciudadana que lleva como candidata a senadora a Cristina Kirchner.

A Alvarez no lo entusiasma ningún peronista. Cree que el gobernador de San Juan, Sergio Uñac, es un político interesante, pero que es un desconocido al cual el votante nunca va a conocer. Cuando le mencionan al mandatario de Salta, Juan Manuel Urtubey, responde que es el canidato ideal de los 30 puntos pero nunca llegará a ganar un ballottage. Con el salteño charló la semana pasada. También chatea y almuerza con otros intendentes de la provincia de Buenos Aires y, a pesar de haber pegado el portazo del Frente Renovador, también Massa lo llamó antes de las PASO para conocer su visión sobre los comicios.

El dirigente sigue las noticias por la desaparición de Santiago Maldonado por televisión. Atrás y lejos quedó su función como secretario de seguridad de Eduardo Duhalde cuando asesinaron a Maximiliano Kosteki y Darío Santillán. Aunque cree que el caso Maldonado le permite al kirchnerismo tener un tema fuerte en la campaña y puede impactar en el votante joven, no se muestra convencido de que pueda llegar a modificar los números de la elección en la que Cambiemos se siente victorioso.