POLITICA CASO ODEBRECHT

El financista condenado por coimas en Brasil podría declarar en la Argentina

La Procuración pidió que el Leonardo Meirelles comparezca el viernes. Se intentan esclarecer las denuncias de sobornos en las licitaciones que ganó la constructora brasileña.

PERFIL COMPLETO

Meirelles. El cambista es uno de los arrepentidos por el mayor escándalo de corrupción de Brasil.
Meirelles. El cambista es uno de los arrepentidos por el mayor escándalo de corrupción de Brasil. Foto:cedoc

El financista Leonardo Meirelles, condenado por canalizar sobornos de Odebrecht a políticos brasileños, podría declarar el próximo viernes en una causa que investiga la Justicia argentina en torno a las sospechas de corrupción en las licitaciones públicas que ganó la constructora en nuestro país.

Según informaron fuentes del caso a PERFIL, la Procuración General de la Nación, a cargo de Alejandra Gils Carbó, pidió a la Cancillería que tramite un pedido para que Meirelles declare desde Brasil el viernes en una causa en la que se investiga una obra de Odebrecht en la construcción de una planta potabilizadora de Aysa. Ahora, depende de la Justicia de Brasil, que debe autorizar que Meirelles, uno de los arrepentidos del caso Lava Jato, declare como testigo desde ese país.

El fiscal Federico Delgado pidió en febrero que Meirelles declarara para aportar información por el caso. El ex titular de la empresa estatal de aguas, Carlos Ben, está imputado por un supuesto sobreprecio de $ 300 millones. Fuentes de la causa no pudieron confirmar ni desestimar la información, ya que el expediente se encuentra en secreto de sumario.


Causa Arribas. Meirelles también está involucrado en una causa contra Gustavo Arribas, el jefe de los espías. De acuerdo a comprobantes bancarios, el titular de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) recibió cinco giros por un total de US$ 594.518, de parte del financista vía la sociedad offshore RFY Import & Export

Limited. Las transferencias, con origen en Hong Kong, se realizaron entre el 25 y el 27 de septiembre de 2013. En esos días, Odebrecht anunció que había “conquistado un nuevo contrato en Argentina”: el soterramiento del Ferrocarril Sarmiento, obra en sociedad con Iecsa, constructora que hasta hace poco controlaba Angelo Calcaterra, primo del presidente Mauricio Macri.

Arribas sólo reconoce un giro por US$ 70 mil de Meirelles y lo atribuyó –en su última explicación– a la venta de muebles de un departamento. El “cuevero” reconoció ante la Justicia de Brasil que simulaba importaciones para direccionar coimas a funcionarios. Las sospechas son varias. El fiscal Delgado rechazó días atrás el pedido de sobreseimiento solicitado por la defensa del jefe de los espías.

Arribas no es el único expediente sensible para el Gobierno en esa fiscalía. Es el mismo equipo que interviene en Panamá Papers y en el caso Angelici, junto con el juez Sebastián Casanello.


La Corte Suprema recibe al juez Moro

El juez Sergio Moro, a cargo de la investigación del Lava Jato en Brasil, visitará la Corte Suprema de Justicia esta semana. Aunque no hubo comunicados oficiales, la ministra del máximo tribunal, Elena Highton de Nolasco, confirmó que Moro pasará el martes por el Palacio de Tribunales. El juez brasileño llegará mañana al país, invitado por el ministro de Justicia Germán Garavano y el presidente del Colegio de Abogados porteño, Guillermo Lipera. En el medio de la agenda se coló la visita a la Corte. El dato no es menor si se tiene en cuenta que la Justicia local espera información sobre las coimas que se habrían pagado en la Argentina. Se anunció desde Brasil que en junio se sabrá quiénes son los argentinos implicados, pero quizás los ministros de la Corte se enteren antes.