POLITICA

El fiscal Sáenz aseguró que no se descarta que Cristina "sea citada en la Causa Nisman"

El representante ante la Cámara del Crimen opinó además que al extitular de la UFI-AMIA "lo mataron".

Foto:DyN

El fiscal general ante la Cámara del Crimen, Ricardo Sáenz, ratificó hoy que no le "cabe ninguna duda" de que al fiscal Alberto Nisman "lo mataron", y advirtió que "no se puede descartar" que la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner sea citada en el marco de esta causa para que aporte datos que ayuden a avanzar en la investigación.

"Ahora que ya no es Presidente creo que se le puede preguntar: 'Señora, ¿por qué usted dijo que esto era un suicidio?, ¿por qué que era un homicidio?, ¿qué sabe usted?, ¿quién le informó, (el exsecretario de Seguridad, Sergio) Berni o la ministra (del área, María Cecilia Rodríguez)?'", planteó el funcionario judicial, según informó la agencia DyN.

El fiscal, quien la semana pasada adhirió a la hipótesis de la querella al dictaminar que Nisman no se suicidó, reafirmó esta mañana esa postura: "No me cabe ninguna duda, para mí lo mataron", sentenció.

Sáenz consideró además, que debió "ser muy fuerte" el reciente testimonio del exespía Antonio "Jaime" Stiuso y, también el de "(Carlos) 'Moro' Rodríguez", exintegrante de la ex SIDE, como para que la jueza de instrucción Fabiana Palmaghini se declarara "incompetente" en la causa, el martes pasado, y planteara que el caso Nisman pase a la Justicia Federal, "20 días después de haber escrito lo contrario".

Al consultarle si Cristina Fernández de Kirchner debería ser citada en el marco de este expediente, el fiscal reflexionó que la comparencia de la ex primera mandataria "no se puede descartar", pero reconoció que dependerá de "cómo se plantee la investigación".

El fiscal juzgó positivo la eventualidad de que la e jefa de Estado explique por qué en enero del año pasado, poco después de que Nisman fuera hallado sin vida en su departamento porteño, la Presidenta se preguntara por las redes sociales si no se trató de un suicidio, para dos días después afirmar su íntima convicción de que al fiscal lo habían matado.

"Desde que ella salió a decir que era un suicidio y a los dos días dijo: 'no tengo pruebas pero estoy convencida de que es un homicidio' yo salí a decir que la Presidenta de la Nación no podía interferir en una causa en trámite. Pero me gritaron y me dijeron de todo", recordó.

En su dictamen de la semana pasada, Sáenz hizo lugar al pedido de la ex esposa del fallecido fiscal, Sandra Arroyo Salgado, quien había apelado la anterior decisión de Palmaghini de rechazar el envío de la causa a la Justicia Federal, y consideró que Nisman "ha sido víctima del delito de homicidio". 
 



Redacción de Perfil.com