POLITICA EL MASSISMO EN SEGUNDO LUGAR

El Frente para la Victoria sigue siendo la fuerza más votada en las primarias

Scioli y Cobos ganan en las internas del oficialismo y de la oposición. En el kirchnerismo, la brecha entre el gobernador y Randazzo se amplió. En UNEN, Binner sale segundo.

PERFIL COMPLETO

Sólo dos partidos utilizarán las internas obligatorias (PASO) para hacer competir a los candidatos de su propio espacio. Se trata del Frente Para la Victoria y de UNEN. En el oficialismo, se consolida como firme ganador el gobernador bonaerense, Daniel Scioli. En la oposición, el que lidera los sondeos es el radical Julio Cobos. Según una encuesta exclusiva realizada para PERFIL por Federico González y Cecilia Valladares, la fuerza más votada si las elecciones primarias fueran hoy sería el kirchnerismo, seguida de cerca por el Frente Renovador. Un poco más distante aparece el PRO de Mauricio Macri, más lejos UNEN y, sin chances, el Frente de Izquierda de Jorge Altamira.

No se sabe a ciencia cierta cuál será el efecto de las PASO. En 2011 fueron decisivas para el triunfo de Cristina Kirchner, que sacó en la primaria una diferencia abultada con respecto a la oposición y logró aun más votos en la elección general. Pero en este caso es diferente. Al haber tanta paridad entre las tres primeras fuerzas, más allá de quién sea el ganador, habrá que ver hacia dónde se fuga el voto de los que pierdan. Algunos consideran que la interna funcionará como una primera vuelta de una elección general. Incluso se arriesgan a pronosticar que no habrá segunda vuelta. Falta mucho.

La intención de voto dentro de la interna K se comprende. El gobernador bonaerense recuperó su relación con la Casa Rosada y con el núcleo duro que rodea a Cristina Kirchner. La Cámpora le organiza actos en el interior de la provincia y mantiene un buen diálogo con él. Quizás porque en ese círculo de poder entienden que es la opción más competitiva para una elección general. El que salió a calentar la interna fue Florencio Randazzo, que acusó a Scioli de ser permeable a los factores de poder. Es el primer paso en la estrategia del ministro del Interior, que intentará acorralar al mandatario por el lado de las falencias en la gestión. Así y todo, Randazzo cayó un poco en los sondeos y hoy escolta a Scioli, pero con una brecha un tanto más amplia que en anteriores encuestas publicadas por este diario. Ya no hay una paridad.

En la medición se eligió una cantidad importante de competidores kirchneristas, entre los que se incluye al ministro de Economía, Axel Kicillof, y al hijo presidencial, Máximo Kirchner. Están tercero y cuarto, en ese orden, en la tabla de posiciones K. Los dos con un porcentaje similar. Muy lejos aparecen el gobernador entrerriano, Sergio Urribarri, el senador Aníbal Fernández, el diputado Julián Domínguez, el legislador Jorge Taiana, el ministro de Defensa, Agustín Rossi, y el gobernador Juan Manuel Urtubey.

En UNEN, a Cobos lo escolta Hermes Binner, pero el mendocino le saca unos cuantos puntos de diferencia. Lo siguen de cerca Lilita Carrió y Ernesto Sanz. Muy lejos está Pino Solanas. En ese espacio opositor aún no se sabe qué pasará, porque Carrió apuesta a un acuerdo con Macri, y algunos radicales con Massa, pero Cobos y Binner nada quieren saber con el asunto. El esquema de una virtual alianza con los otros candidatos genera fricciones en el frente de radicales y socialistas. Algunos pronostican que eso terminará en una ruptura; otros aseguran que no. De eso dependerá cómo será la interna en UNEN.



Mariano Confalonieri