POLITICA LA HIPÓTESIS DE LA LICENCIA

El futuro de Amado se decide “día a día” dentro del Gobierno

El procesamiento por Ciccone y el avance de la causa por la compra irregular de un auto acorralan al segundo de Cristina. El Plan B para reemplazarlo. Cómo llega a fin de año.

PERFIL COMPLETO

Foto:Captura de pantalla TV Pública

La situación política de Amado Boudou se complica adentro del Gobierno. El apoyo que por ahora se sostiene por pedido de la presidenta, Cristina Kirchner, se irá revisando a diario, de acuerdo al costo político que su procesamiento le haga pagar a la Casa Rosada, y sobre todo, por el impacto que pueda tener en un año electoral.  De hecho, el Gobierno ya montó un eventual “plan B” para la salida de Boudou. Se trata de Gerardo Zamora, bendecido por la propia jefa de Estado y designado formalmente presidente provisional del Senado a fines de febrero. “(Su designación) es porque existe la posibilidad de que en algún momento le suelten la mano a Amado”, confió a PERFIL un ministro. El vice está procesado por cohecho pasivo (coimas) y negociaciones incompatibles con la función pública y está al borde de una nueva indagatoria por la compra de un auto con papeles truchos. Además lo investigan por enriquecimiento ilícito.

A fin de año podría sumar en total tres procesamientos. En el propio entorno de Boudou reconocen que el apoyo de la jefa de Estado se revisa “a diario”. “Esto es cotidiano, se va a ir viendo”, analizaron cerca del vice.

Una muestra del malestar dentro del gabinete: ayer el gobierno “dejó afuera” al vice del acto con el presidente de China en la Casa Rosada. Estuvieron todos los ministros, menos Amado. Aunque hoy sí estará presente en un agasajo que se llevará a cabo en el Congreso por la mañana con el mandatario oriental.

El ataque del ministro del Interior y Transporte, Florencio Randazzo, no sólo forma parte de una estrategia electoral, dado que el funcionario es precandidato en la interna K. Sino que se trata de algo pactado al menos con el secretario de Legal y Técnica, Carlos Zannini, su respaldo dentro de la Casa Rosada. “Es difícil pensar que dijo eso sin charlarlo previamente con el ‘Chino’”, analizó otra fuente en diálogo con este diario. Randazzo advirtió en un reportaje radial que no era grato para el Gobierno el procesamiento del vicepresidente.

Boudou ya no pudo estar presente en una sesión para evitar exponerse a las críticas de la oposición; el jefe del bloque K de senadores, Miguel Angel Pichetto, también dijo que la situación del vice no era grata –aunque esbozó una débil defensa– y el vicepresidente del Banco Provincia, José Pampuro, escribió una carta pidiéndole que dé un paso al costado. Nadie sabía si hablaba por el gobernador, Daniel Scioli, o por cuenta propia.

En el Gobierno leyeron esa carta como un mensaje del peronismo. Los precandidatos kirchneristas son partidarios de que dé un paso al costado. “Todos quieren que la Justicia termine con la causa y que Boudou sea condenado, que se termine de una vez”, describe una alta fuente legislativa. Dentro del entorno del vice reconocen que es frágil el respaldo que tiene dentro del Gobierno, pero anuncian que presidirá las próximas sesiones en el Senado. Será un momento para registrar.



Mariano Confalonieri