POLITICA LOS VOTOS BONAERENSES

El futuro de Cristina está en manos de su cuñada Alicia

La hermana de Néstor Kirchner y ministra de Desarrollo Social es la apuesta del Gobierno para ganar en la Provincia. Sus recorridas por el Conurbano, avanzan.

Foto:Cedoc

Un intendente del Conurbano, en la provincia de Buenos Aires, recibe un llamado. Del otro lado de la línea lo saluda la ministra de Desarrollo Social, Alicia Kirchner, quien llama para invitarlo al acto que hará en los próximos días en su distrito.

Estas conversaciones con los jefes comunales se repiten desde hace algunas semanas.  Es una escena inusual para los alcaldes que están acostumbrados a recibir sólo un llamado del despacho del secretario general de la Presidencia, Oscar Parrilli, anunciando la actividad. “Alicia Kirchner ya se mueve como candidata bonaerense”, coinciden los alcaldes del Frente para la Victoria y funcionarios kirchneristas.

Aunque en su entorno no hay definiciones sobre su postulación a diputada en el territorio bonaerense, los movimientos de la hermana de Néstor Kirchner en la provincia de la que dependerá una posible re-re de la Presidenta ya están en marcha.

Todo queda en familia: las chances reales de que CFK obtenga en octubre una gran diferencia de votos se centran en la elección bonaerense. Y allí la boleta oficial la encabezará un Kirchner. Será Alicia. La suerte de la Presidenta estarán en manos de su cuñada.

Cosecha. Los actos en plena campaña electoral con grandes obras que los intendentes estaban acostumbrados a inaugurar ya no serán los protagonistas en las elecciones de este año. “Esta vez el dinero se inyectará a través de las cooperativas y planes sociales”, explica uno de los dirigentes oficialistas más beneficiados por el reparto de planes. Y es justo allí donde reside el poder de la cuñada presidencial. Todo lo que fue sembrando en los casi diez años de gestión debe recogerlo ahora.

Lejos quedaron las inauguraciones de hospitales, escuelas y avenidas del gobierno de Néstor Kirchner, que se repartían a través de la cartera de Infraestructura de Julio De Vido. Esta vez, los intendentes apenas contarán con algunas cuadras de asfalto y salitas sanitarias barriales. Según la Presidenta, los jefes comunales del Conurbano tendrán para mostrar obras por casi $ 250 millones cada uno. “Hoy con ese dinero no hacés mucho”, reconoce un alcalde. En cambio, saben que el dinero llegará a sus distritos a través de la hermana del ex presidente.

Hace unos días, Alicia tuvo un rol central en un acto en Tecnópolis, cuando Cristina lanzó el plan Ellas Hacen, de la tercera etapa del plan Argentina Trabaja. A partir del 1 de abril, este nuevo proyecto pretende incluir a 100 mil mujeres de los distritos más humildes para concretar obras en sus barrios. También para esta fecha y, a pocas semanas de las definiciones electorales, habrá un aumento de $ 250 en los salarios del programa Ingreso Social con Trabajo. Para este evento, la ministra también llamó uno por uno a los intendentes que asistieron.

En el Conurbano, la cantidad de cooperativistas que dependen de la cartera que maneja Alicia Kirchner supera a los empleados municipales. En los distritos más leales al kirchnerismo, la cifra llega a los 7 mil trabajadores, y es allí y no ya desde la cartera de Julio De Vido desde donde quieren manejar la campaña.

Los intendentes no se quejan, ya que, en muchos casos, son quienes manejan el principal número de cooperativistas. “Antes le golpeábamos la puerta a De Vido, ahora nos tendremos que sentar a charlar con Alicia”, dice un alcalde de la tercera sección electoral con importante caudal de votos.

La ministra ya estrenó también su rol de intermediaria con los intendentes bonaerenses. En Las Flores, jefes comunales del interior aprovecharon una charla política con Alicia para criticar la gestión de Daniel Scioli y le pidieron a la ministra que los escuchen al momento del cierre de listas en su distritos.

Aunque en el Gobierno manejan encuestas con la imagen de Alicia Kirchner en la que subió su intención de voto, aseguran que las mediciones están enfocadas en la figura de Cristina Kirchner.

Creen que la candidatura de la ministra de Desarrollo Social es una carta ganadora, sobre todo si debe competir con el intendente de Tigre, Sergio Massa, que aún no se decide. “Sin Scioli y Massa en la cancha, cualquier nombre que ponga Cristina gana”, se confían en la Casa Rosada.



Rosario Ayerdi