POLITICA TRAS EL RECHAZO A LA REFORMA ELECTORAL

El Gobierno afirmó que "ganó el miedo del sector feudal a perder territorio"

El secretario de Asuntos Políticos e Institucionales resaltó que el rechazo a la reforma no fue una derrota para el Ejecutivo sino de un reclamo de la gente.

Adrián Pérez
Adrián Pérez Foto:Dyn

El secretario de Asuntos Políticos e Institucionales, Adrián Pérez, aseguró este viernes que con el rechazo de parte de la oposición al proyecto de Reforma Electoral, "ganó el miedo del sector feudal a perder territorio", aunque confió que, con el tiempo, "va a terminar primando" la "vocación ciudadana de que las cosas funcionen mejor".

"Ganó el miedo del sector feudal a perder territorio y que un sector muy conservador de la política argentina dice 'por ahora no vamos a discutir el robo de boletas, fraguar las actas de escrutinio o terminar con las colectoras, con las candidaturas múltiples, pasarle a la Justicia la realización del escrutinio provisorio'", señaló.

En declaraciones a radio Continental, el funcionario advirtió que la caída del proyecto del oficialismo no es una derrota para el Gobierno sino de un reclamo de la gente: "Acá no es que se le torció el brazo al Gobierno y se le gana al Gobierno. En definitiva, se le está tratando de torcer el brazo a una vocación ciudadana para que las cosas funcionen mejor, que haya más transparencia. Pero eso, a la larga, va a terminar primando", confió.

Pérez, quien fue el encargado de elaborar la propuesta oficial que ayer fue rechazada en la Cámara de Senadores por el bloque PJ-Frente para la Victoria, explicó que la boleta electrónica "era solo un punto" de la iniciativa, que incluía, entre otras cosas, "pasarle varias etapas del proceso (electoral) a la Justicia".

"Para ser justos, lo sorprendente es que la posición del sector más conservador de la política se impuso, porque hay muchos gobernadores y dirigentes que propician esta reforma. Pero hay algunos gobernadores, con un peso territorial importante y político en el bloque, que hicieron primar la posición de vedar la discusión", concluyó Pérez.