POLITICA


El Gobierno avanza sobre el procesado Echegaray y lo removería de la AGN

La Vicepresidenta advirtió que "no perderá ni un minuto" para pedirle la renuncia. Cruces con Carrió y acuerdos en el Congreso.

La vicepresidenta Gabriela Michetti adelantó hoy que Cambiemos no va "a perder ni un minuto" en buscar remover de su cargo en la Auditoría General de la Nación (AGN) a Ricardo Echegaray, tras el procesamiento ordenado contra el exfuncionario por parte del juez federal Claudio Bonadio, en un supuesto caso de evasión impositiva.

Según evaluó Michetti, el procesamiento dictado por Bonadio le dio al oficialismo "la herramienta legal que necesitábamos para poder sacarlo de la Auditoría", y aseguró que ese cargo debe estar ocupado por un funcionario "que reúna otras condiciones éticas", consignó la agencia DyN.

A través de un escrito redactado por la Vicepresidenta y el presidente de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó, se solicitará en las próximas horas la renuncia de Echegaray al considerar que su situación judicial viola la Ley de Administración Financiera.

El extitular de la AFIP fue procesado hoy, sin prisión preventiva, por involucrar en 2014 a Alfonso Prat-Gay, entonces dirigente de la Coalición Cívica y actual ministro de Hacienda y Finanzas, en un supuesto caso de evasión impositiva. En su resolución, Bonadio inculpó al actual titular de la AGN como supuesto coautor del delitos de "violación de secreto" y presunto instigador de "falso testimonio", además de trabar embargo sobre sus bienes hasta cubrir la suma de 20 mil pesos.

La salida de Echegaray era una de las medidas reclamadas por una de las socias del frente Cambiemos, la diputada nacional Elisa Carrió, que anoche apuntó contra Michetti al señalar que "vendió su conciencia para llegar a la vicepresidencia", por firmar la designación de el ex funcionario kirchnerista en la AGC.

Explicaciones. Aunque el nombramiento de Echegaray al mando de la AGN ocurrió durante la presidencia de Mauricio Macri, Michetti aclaró intentó separar al Gobierno de la designación. "La Constitución y las leyes nacionales no nos permitían hacerlo antes de contar con un procesamiento judicial; hubiéramos estado incumpliendo la ley si no lo designábamos porque la responsabilidad de nombrarlo al frente de la Auditoría es del Partido de la oposición. En este caso: el PJ".

"Ahora podemos negarle este cargo en esta institución tan importante de la República", enfatizó Michetti.
Por otro lado, desde el entorno de Echegaray adelantaron que el extitular de la AFIP rechazará el pedido de Monzó y Michetti al considerar que la Ley de Administración Financiera prevé mecanismos de remoción en la Auditoría cuando existe una condena firme en causas penales y, en caso de ser necesario, recurrirá a la Corte Suprema de Justicia.

La mencionada ley, además, dispone que "el proceso de remoción requiere dictamen de la comisión bicameral mixta: no alcanza una nota de los presidentes de la Cámara".



Redacción de Perfil.com