POLITICA

El Gobierno denunciará penalmente el sabotaje en el Hospital Posadas

El presidente llevará a la Justicia las irregularidades en el centro de salud. Las reparaciones saldrían 45 mil dólares. Apuntan a Sabbatella.

El presidente Mauricio Macri ordenó hoy a su gabinete que denunciará penalmente el sabotaje en el Hospital Posadas, donde dejaron de funcionar los 25 ascensores al mismo tiempo, se produjo una descarga eléctrica que dañó todas las heladeras del vacunatorio y apareció una silla de ruedas incrustada en la boca del único resonador magnético.

Si bien los empleados del Posadas venían registrando inesperadas fallas en distintos aparatos, la foto de la silla de ruedas en el resonador, el único de la salud pública en la zona oeste, fue el puntapié para llevar el caso a la Justicia.

El Posadas había sido intervenido el año pasado, por pedido del exintendente de Morón Martín Sabbatella, que semanas después se oficializó como precandidato a vicegobernador bonaerense. De hecho, las autoridades que se fueron con el cambio de gobierno, respondían directamente al extitular de AFSCA.

Desde abríl al 10 de diciembre, las nuevas autoridades contabilizaron al menos 1.500 contrataciones de personal. Acorde a distintas denuncias a los medios, el primero de diciembre ingresaron 100 personas a trabajar en "tareas de seguridad" que tenían antecedentes penales y serían "barras" del club Deportivo Morón.

El nuevo director del Hospital Posadas, Jorge Díaz Legaspe, relató hoy que a Sabbatella se lo vio en varias oportunidades dentro del centro de salud nacional "cuando no tenía nada que hacer ahí".

En la reunión de Gabinete de la mañana, Macri instruyó a sus ministros para que hagan una denuncia penal. Se espera que en horas de la tarde el Gobierno brinde una conferencia de prensa para brindar más detalles sobre lo sucedido.



Redacción de Perfil.com