POLITICA VIAJE OFICIAL A ECUADOR

El Gobierno dice que quieren proscribir a CFK

Mientras participa de la cumbre de Unasur, el kirchnerismo insistió con la idea de que Cristina Kirchner sea candidata.

PERFIL COMPLETO

Foto:Telam

Mientras Cristina Kirchner inauguraba ayer a 20 kilómetros de Quito la nueva sede de la Unasur “Néstor Kirchner” –junto a los mandatarios de la región– el Gobierno advertía que a la Presidenta la quieren “proscribir” como lo hicieron con Juan Domingo Perón, al no dejarla ser candidata por los parlamentarios del Mercosur (Parlasur), uno de los destinos que se barajan podría tener después de 2015.

“Es la actitud de las derechas reaccionarias, los que llamamos gorilas en la Argentina, que proscribieron a Perón y ahora lo quieren hacer con Cristina”, alertó el secretario general de la Presidencia, Oscar Parrilli. El proyecto de los parlamentarios del Mercosur avanzó esta semana en la Cámara de Diputados y se trataría en las próximas semanas en el recinto.

Sin hablar de su eventual candidatura, Cristina Kirchner también aludió a la proscripción. Dijo que en la Argentina hasta se prohibió “pronunciar nombres”, en alusión a Juan y Eva Perón y tras habar de los jóvenes y la política.

Enfocada en su lucha contra los fondos buitre, CFK aprovechó la jornada de ayer para ratificar, desde Ecuador que el ordenamiento económico lo deciden los gobiernos democráticos. Durante su discurso, advirtió: “El ordenamiento político, económico y social de América del Sur, lo decidimos desde aquí, los gobernantes elegidos por mandato popular de nuestros pueblos”.
La sede de Quito tiene 20 mil metros cuadrados y una estatua de Néstor Kirchner, nombre que lleva el edificio. Néstor ocupó el cargo de secretario general. Ahora lo tiene el uruguayo José “Pepe” Mujica. Por ese homenaje, y por su pelea económica internacional, Cristina recordó como un acto emblemático el rechazo al tratado de libre comercio que proponía Estados Unidos en 2005 durante la cumbre de Mar del Plata. Mencionó el hecho como un gesto patriótico de Lula Da Silva (Brasil), Hugo Chávez (Venezuela) y Kirchner. Y volvió sobre los fondos buitre. “Quizás eso no nos perdonan. Preferimos que nos recuerden nuestros pueblos y no que nos perdonen la vida desde otras latitudes”, advirtió.

Cristina Kirchner viajó acompañada a Ecuador por el secretario de Legal y Técnica, Carlos Zannini; el secretario general de la Presidencia, Oscar Parrilli; el vocero presidencial, Alfredo Scoccimarro; y el precandidato a presidente, Sergio Uribarri.

Aunque CFK mantiene una disputa sórdida con los holdouts, el Gobierno viene preparando el terreno para un acuerdo, “sin hipotecar el país”, tal como lo definió ayer el viceministro de Economía, Emanuel Alvarez Agis, en declaraciones radiales.

La idea del equipo económico es agrupar a todos los fondos buitre, no sólo a los que cuentan con la sentencia favorable de Thomas Griesa, y ofrecerles condiciones de pago razonables. Eso puede implicar la cancelación de los títulos a largo plazo y con bonos. Pero Cristina no quiere bajar las banderas ideológicas. Su lucha con los buitres la hizo subir en las encuestas, porque buena parte de los argentinos cree que el Gobierno tiene razón en esta puja. Pero tanto los precandidatos del oficialismo, como muchos funcionarios, consideran que la única alternativa para pasar el último año de Gobierno  es acordar con los holdouts. “Es la única forma de que ingrese financiamiento externo”, dicen.

Meses atrás, parecía impensado un arreglo con los bonistas. Hoy, se observa más cercano. Otros funcionarios consideran innecesario arribar a un acuerdo con los fondos buitre: sería una renuncia ideológica demasiado fuerte justo antes del inicio de la campaña presidencial 2015.



Mariano Confalonieri