POLITICA PUJA CON LOS GREMIOS

El Gobierno evaluará el perfil psicológico de los maquinistas del Sarmiento

PERFIL COMPLETO

Foto:Telam

En poco más de una semana el Gobierno comenzará a realizar chequeos psicológicos en la totalidad de los maquinistas del ferrocarril Sarmiento.
El objetivo es que se le realicen estudios específicos a los 250 maquinistas de esa línea por parte del Instituto Nacional de Medicina Aeronáutica (IMAE) de la Fuerza Aérea. Una vez que concluyan se le pedirá una recomendación  sobre cada caso, para evaluar si es necesario apartar a aquellos que presenten rasgos en su personalidad que potencien las chances de que pierdan el control del manejo de un tren.
La evaluación sobre si será necesario apartar a un sector de los maquinistas podría desatar la furia del gremio La Fraternidad. Un ejemplo: se evaluará los casos con alto grado de sobrepeso, que según el Gobierno son un porcentaje considerable, y donde los psicólogos indiquen predisposición a la somnolencia, entre otros factores de riesgo. Su continuidad dependerá  del resultado del estudio y de la recomendación que hagan los especialistas.
En algunos despachos de la planta baja de la Casa Rosada, donde funciona el Ministerio del Interior y Transporte, ya hacen cálculo de qué otras líneas de ferrocarriles reasignarán personal para cubrir eventuales bajas. La decisión de avanzar con los estudios psicológicos –que hasta el accidente se realizaban apenas una vez por año–  se potenció con el resultado de las pericias que se le hicieron al maquinista del accidente de Once, Julio Benitez, a quien se le detectaron “rasgos psicopáticos” y “tendencia a la simulación”. Además, en los próximos días comenzará un censo entre todos los trabajadores del sistema ferroviario. En el Gobierno creen que existe un porcentaje considerable de personal que cobra su sueldo, pero que no acude a su puesto de trabajo.
Un foco de conflicto con los gremios se relaciona con una reciente asamblea del Sarmiento, donde algunos trabajadores decidieron que en los próximos días reclamarán al Gobierno el control administrativo de los talleres donde se reparan los trenes. En otros gremios esperan el resultado de las elecciones de hoy para avanzar con medidas y blindarse de posibles bajas o reasignaciones en los trabajadores ferroviarios.



Lucas Morando