POLITICA CONFLICTO POR EL NEGOCIO DE LA BASURA

El Gobierno fija condiciones para la rendición de Moyano

Los camioneros culpan a la Rosada por la falta de acuerdo. En Quilmes dicen que el gremio quiere sumar tercerizados.

PERFIL COMPLETO

Foto:Cedoc

El sindicato de camioneros ansiaba anoche firmar la “rendición” ante el intendente kirchnerista de Quilmes, Francisco Gutiérrez, que resolvió municipalizar el servicio de recolección de basura y desató un paro de actividades que lleva seis días. Aunque para el gremio esto significaría la pérdida de afiliados, de poder y de manejo de la caja, le propusieron a Gutiérrez que si mantenía los sueldos y las fuentes de trabajo llegarían a un acuerdo. “Esto no es un problema de encuadramiento. No es un capricho. Si no hay pérdida de puestos de trabajo ni de sueldos, hay acuerdo.

Pero hasta ahora no lo aceptan”, explicó a PERFIL Marcelo Aparicio, secretario gremial de Camioneros. Aunque hay amagos, el acuerdo sigue sin firmarse. Para el jefe de Camioneros, Hugo Moyano, el gobierno nacional lo está frenando para debilitarlo. Pero admitió que si a Gutiérrez lo dejan firmar, el problema “se va a solucionar”.

En el municipio ven la situación diferente. El vocero del intendente dijo a PERFIL que los Camioneros “empiojaron” un acuerdo que tenían de palabra al querer sumar al personal tercerizado de Covelia, unos cien trabajadores. Y aseguró que es mentira que no aceptan mantener los sueldos. Aparicio dijo que los salarios ofrecidos llegan hasta los 8 mil pesos. El vocero del intendente dice que le ofrecieron un básico de 10 mil pesos.

El temor de Moyano es que el “caso Quilmes” produzca un efecto contagio en otros municipios y que eso implique la fuga de más afiliados. El intendente no sólo dio un golpe al sindicato por la municipalización del servicio sino que para lograrlo rescindió el contrato a Covelia, una empresa que los jefes comunales vinculan a Moyano. Covelia presta servicio de recolección de residuos en  nueve municipios de la provincia. Desde la intendencia comunicaron que el contrato de Covelia vence hoy, y que están en condiciones de prestar el servicio a partir de mañana. “Si no hay acuerdo, no necesitamos el personal de Covelia”, dijeron. El negocio de la basura mueve millones. Para cada comuna, representa hasta el 40% de su presupuesto. Para el sindicato, significa “tropa propia”. Para las empresas, contratos suntuosos.

La reunión entre el intendente y los gremialistas pasó a un cuarto intermedio.

Aparicio esperaba el llamado de las autoridades municipales para rubricar un acuerdo.

Pero ante la incertidumbre, amenazó: “Vamos a reunirnos mañana (por hoy) o el lunes (por mañana) para resolver si vamos a un paro nacional de recolección de residuos. Si no nos dan lo que pedimos, vamos por todo”, expresó. Moyano ve la mano de la Casa Rosada detrás. Es por eso que, piensa, habrá municipalización del servicio de la basura en otros distritos.

También cree que por eso Gutiérrez no termina de aceptar los términos de la estatización.

Aunque no lo dijo, Moyano piensa que el Gobierno, su antiguo aliado, quiere verlo de rodillas.



Mariano Confalonieri