POLITICA DIFUNDIO UNA AUDITORIA DE LA ERA K


El Gobierno hizo pública la “pesada herencia”

En 223 páginas, acusa a las administraciones de Néstor y Cristina de corrupción, ineficacia y uso del gasto público con fines políticos. Política económica, salud y obra pública.

PERFIL COMPLETO


Foto:Cedoc Perfil

El Gobierno publicó ayer un diagnóstico de cómo encontró el Estado cuando llegó al poder el último 10 de diciembre. Con datos y números, acusó a las administraciones kirchneristas de corrupción, ineficacia y utilización de los fondos públicos con fines políticos.

En 223 páginas, que fueron elaboradas con relevamientos de cada uno de los ministerios, el macrismo describió, en una primera versión del informe, malversación de caudales públicos, mala gestión y clientelismo en las principales carteras que manejaron los Kirchner, como Planificación, Jefatura de Gabinete, Salud, Economía y el PAMI.

Un capítulo central se lo llevó la política económica. Según la auditoría, la producción industrial cayó durante 22 meses consecutivos entre 2013 y 2015, mientras el Poder Ejecutivo “marginó al Congreso de la toma de decisiones”. “Se construyó un Estado que gastaba al servicio de los intereses políticos y sin control de los poderes de la República”, explica el informe.

Según el Gobierno, al llegar al poder Macri se encontró con un esquema unitario de reparto de los fondos públicos. Además, descubrió que en dos años, las exportaciones cayeron un 25% como consecuencia del cepo cambiario. El cuadro de situación indica que al final de 2015 el déficit de la economía era 5,5% porque el gasto público crecía más que los ingresos.

Por otra parte, sostiene que el Banco Central financió al Tesoro con emisión de billetes, generando inflación y perjudicando al sector productivo. La inflación acumulada fue del 700% en diez años.

De acuerdo al informe, el valor del dólar creció 239% respecto al peso. “La falta de profesionalismo respecto a la deuda pública permitió a los fondos buitre obtener beneficios a costa de los argentinos”, precisa también el escrito.

Aunque no los nombra, los más apuntados por el informe son los ex ministros Julio De Vido, Alicia Kirchner y Aníbal Fernández. Además de Luciano Di Césare, ex jefe de la obra social de los jubilados. Según el diagnóstico, la situación de la vivienda en la Argentina era desastrosa. Al momento de hacerlo, aseguran, encontraron que 3.800.000 familias estaban sin una vivienda digna. Y que una de cada tres viviendas incumplía los estándares mínimos. “Se usó la política habitacional para fines políticos o clientelares”, indica el escrito. El reparto de los fondos, afirma, era discrecional. “Tucumán recibió diez veces más fondos que Córdoba”, por ejemplo. En 2015 se gastaron $ 13.500 millones en cuestiones que nada tenían que ver con viviendas. Y las viviendas sociales llevaban cinco meses paralizadas. Otro problema encontrado es que el 60% de las familias que vivían en viviendas sociales no tenían su título de propiedad.

El Ministerio de Desarrollo Social tenía deudas por más de $ 500 millones. “Los programas de ‘Argentina Creativa’ promocionaban las figuras de Néstor y Cristina. Se encontró un programa que se llamaba ‘Si Néstor lo viera’. Y murales de Cristina por todo el país”, asegura el informe.

Fuentes oficiales confirmaron que cada cartera elaboró un cuadro de situación de su ministerio y que luego se giraron reportes a la Jefatura de Gabinete que dirige Marcos Peña. El proceso tomó un tiempo porque fue difícil encontrar la información, sostuvieron.



Aurelio Tomás / Mariano Confalonieri