POLITICA CONFLICTO CON EL REINO UNIDO

El Gobierno insiste con llevarle al Papa un mensaje por las Malvinas

Francisco recibirá el miércoles a Daniel Filmus, secretario de Asuntos Relativos a las Islas de la Cancillería. El 3 de abril, a la Reina Isabel II.

PERFIL COMPLETO

Foto:Cedoc

El Gobierno juega sus últimas cartas para intentar persuadir al papa Francisco de que oficie como mediador en el conflicto que mantiene la Argentina con el Reino Unido por las Islas Malvinas. Algunos dicen que el tema sobrevoló la conversación entre el sumo pontífice y la jefa de Estado, Cristina Kirchner, el lunes pasado, aunque esto no se informó. El interés crece porque Francisco recibirá en dos semanas a la reina de Inglaterra, Isabel II, y a su marido, el duque de Edimburgo.

Tendrá, antes, una visita que abona la teoría del mediador: el ex senador Daniel Filmus se encontrará cara a cara con Jorge Bergoglio en el Vaticano, según dijeron a PERFIL fuentes cercanas al ex legislador. Filmus es el secretario de Asuntos Relativos a las Islas Malvinas. El encuentro será este miércoles durante la audiencia pública que el Papa realiza todas las semanas y en las que saluda y dialoga con varias personas. “No descartamos que vaya a intercambiar unas palabras sobre Malvinas”, explicaron en el entorno de Filmus. La cuestión es de relevancia para CFK, que creó la secretaría que ocupa el legislador con el objetivo de darle más entidad al conflicto internacional.

Cristina Kirchner insta al Reino Unido, en todos los foros internacionales posibles, a que cumpla con la resolución de la ONU que lo obliga a sentarse a discutir la soberanía del archipiélago. Gran Bretaña se niega sistemáticamente a hacerlo.
El asunto fue abordado por la jefa de Estado en Francia, tras el encuentro con François Hollande. Criticó el doble estándar de los países más poderosos, que avalaron el referéndum de los isleños pero condenaron el de los habitantes de Crimea, la península ucraniana, que pidieron anexarse a Rusia. “Mi país sufre el cercenamiento territorial, por parte del Reino Unido, de las islas Malvinas, y sin embargo las grandes potencias, fundamentalmente el Reino Unido y Estados Unidos, se han manifestado a favor del referéndum que los kelpers han hecho hace pocos días y que carece de todo valor, porque si carece de valor el que ha hecho Crimea, a escasos kilómetros de Rusia, mucho menos puede tener valor uno de una colonia de ultramar a más de 13 mil kilómetros de distancia”, explicó Cristina.

Desde Francia, la Presidenta recordó que las Malvinas siempre pertenecieron a la Argentina y que Crimea, hasta el 19 de febrero de 1954, pertenecía a la Unión Soviética y le fue obsequiada a Ucrania. “O respetamos los mismos principios para todos o vivimos en un mundo donde no hay derechos, donde no hay respeto a lo que decimos, donde prima la relación del más fuerte”, se quejó.
La posición de Gran Bretaña, hasta ahora, ha sido la de respetar la “autodeterminación de los pueblos”: los kelpers se pronunciaron a favor de seguir bajo la cobija inglesa. También se ocupó de enviar buques militares como si estuviera preparándose para un eventual conflicto bélico, del que Argentina está muy lejos. También fue el príncipe William de visita al archipiélago, en un gesto de respaldo. El Reino Unido se sujeta a las Islas como si fuera el botín más preciado y no parece dispuesto a negociar nada con la Argentina.

Cristina Kirchner apostó siempre a la vía diplomática. La visita de Filmus se inscribe en ese contexto. Aunque tendrá pocos minutos para hablar con el Sumo Pontífice, la apuesta es que Filmus pueda exponer sobre el conflicto por las islas. Habrá que ver si, después, el Papa, que ya no es el arzobispo de Buenos Aires, se inmiscuirá en asuntos internos de dos países o si preferirá esquivar el tema.



Mariano Confalonieri