POLITICA CAMBIOS

Decretazo | Qué leyes modificará el Gobierno sin pasar por el Congreso

En lugar de convocar a sesiones extraordinarias, el Ejecutivo optará por realizar cambios de forma directa.

Dibujo de Temes
Dibujo de Temes Foto:Pablo Temes
Tal y como ocurrió en enero de 2016, el Gobierno llevará adelante varias reformas de ley vía decreto. Las tres en los que trabaja, que se adelantaron en la reunión de Gabinete de ayer, son el establecimiento del nuevo régimen de feriados nacionales, la reforma a la ley de las Aseguradoras de Riesgos del Trabajo (ART) y la reglamentación más estricta en los controles migratorios para reducir el ingreso de extranjeros con antecedentes penales al país.

Desde la Casa Rosada prevén que en clara minoría en ambas Cámaras del Congreso este año de elecciones será aún más complicado lograr acuerdos para llevar adelante las normas. Sería esa la razón por la que se optó por avanzar en estas cuestiones a través de decreto y no convocar a sesiones extraordinarias. 

Tanto el sistema de ART como el régimen de feriados ya están en tratamiento en el Congreso. De hecho, la primera obtuvo la media sanción del Senado. La segunda no tuvo tiempo de debatirse en las cámaras por la intensa actividad que generó la modificación al Impuesto a las Ganancias. 

Feriados. El decreto sería similar al proyecto que el Ejecutivo envió en noviembre al Congreso que permite que los feriados trasladables aumenten y la eliminación de los feriados puente. De ese modo, se mantendrían los fines de semana largos.

ART. Se usaría gran parte del proyecto que fue aprobado en el Senado que establece la obligatoriedad de pasar por las Comisiones Médicas en caso de accidentes de trabajo. Además crea instancias para ‘homologar acuerdos’ –como en la Ciudad de Buenos Aires– para favorecer las mediaciones y evitar juicios.

Control migratorio. El presidente Mauricio Macri quiere dar prioridad a este tema y así lo demostró en su primera conferencia de prensa de este año. El decreto perseguiría restringir las posibilidades de que ingresen a la Argentina extranjeros con causas penales abiertas en otros países así como agilizar plazos de traslado de presos extranjeros a sus países de origen para que terminen allí la condena.