POLITICA RECLAMO DE SOBERANIA


El Gobierno pidió a Londres diálogo abierto por Malvinas

PERFIL COMPLETO

El gobierno argentino volvió a reiterar ayer “una vez más su plena disposición a un diálogo abierto con el Reino Unido”, e invitó a “reanudar las negociaciones” sobre las islas Malvinas.
Al conmemorarse un nuevo aniversario de la creación, en 1829, de la Comandancia Política y Militar de las islas y las adyacentes al Cabo de Hornos, la Cancillería manifestó a través de un comunicado que “ejercer nuevamente de forma plena la soberanía argentina sobre Malvinas, Georgias del Sur y Sandwich del Sur y los espacios marítimos circundantes, respetando el modo de vida de sus habitantes y de conformidad con el derecho internacional, constituye un objetivo permanente e irrenunciable del pueblo argentino, tal como lo establece la Cláusula Transitoria Primera de la Constitución Nacional”.
El pedido de la administración de Mauricio Macri coincide con un giro en la política exterior sobre Malvinas. “El gobierno argentino reafirma una vez más los imprescriptibles derechos de soberanía de la República Argentina sobre las Malvinas, Georgias del Sur, Sandwich del Sur y los espacios marítimos circundantes, por ser éstos parte integrante del territorio nacional”, agregó el comunicado.
Cancillería recordó que “el 3 de enero de 1833, quebrantando la integridad territorial argentina, el Reino Unido ocupó ilegalmente las islas, desalojando mediante el uso de la fuerza a los habitantes y a las legítimas autoridades argentinas allí asentados. Desde entonces, las islas son objeto de una disputa de soberanía entre ambos países, reconocida por las Naciones Unidas mediante la Resolución 2065 de la Asamblea General, así como también por múltiples foros regionales y multilaterales”.
Apenas asumió el gobierno de Cambiemos, Mauricio Macri intentó varios acercamientos en las relaciones bilaterales con Londres, que estuvieron estancadas durante los doce años del kirchnerismo. En enero, el mandatario argentino se reunió en Davos con el primer ministro británico, David Cameron.
Los mandatarios coincidieron en que “existe la posibilidad de abrir un nuevo capítulo” en la relación bilateral entre ambos países, aunque el líder británico dejó claro que la posición de Londres “sigue siendo la misma y que en el reciente referéndum quedó absolutamente claro que los habitantes de las islas quieren seguir siendo británicos”.
El mes pasado, la canciller Susana Malcorra se reunió con su par británico, Philip Hammond, con quien coincidió en la necesidad de avanzar en una agenda común más allá del desacuerdo por la cuestión Malvinas, que incluya la cooperación en el Atlántico Sur, la promoción de inversiones y la lucha contra el crimen organizado. Se trató de la primera reunión de trabajo bilateral de cancilleres en catorce años.
Malcorra llevó a su gira por Gran Bretaña el pedido del Presidente: “Impulsar el tema Malvinas, pero avanzando en muchísimas otras cosas que el Reino Unido y la Argentina pueden tener como oportunidad”.

R.P.