POLITICA DEFINE LA ADECUACION

El Gobierno planea que Telefónica conserve a Telefe entre sus medios

En el Afsca pretenden que se desprenda de alguna de las nueve señales que acumula la empresa. Pero otros funcionarios no quieren darle "más poder de fuego" al Grupo Clarín. 

PERFIL COMPLETO

Foto:CeDoc

El próximo lunes 8 de septiembre la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual (Afsca) debería tratar dos de los últimos tres expedientes de empresas de medios que buscan ajustarse a la ley. El más importante es el de Telefe: el Gobierno debe decidir si le prohíbe a Telefónica seguir teniendo su canal insignia bajo su órbita.

Ya existe una lectura política que hacen funcionarios del Ejecutivo nacional que deciden sobre el futuro del canal: no van a obligar a Telefónica a “debilitarse”, desprendiéndose de su señal insignia, porque eso significaría que el enemigo principal, el Grupo Clarín, sume poder de fuego.

Oficialmente, dentro de la Afsca aseguran todo lo contrario: “Con todo lo que tiene Telefónica no se puede quedar. O vende Telefe o debe desprenderse de seis canales de nueve que tiene en el interior”, amenazan.

Pero dentro del Gobierno y en el mercado ya se narra con detalles sobre los preparativos de movimientos societarios previstos por la compañía para dejar Telefe “temporalmente” en manos de productoras vinculadas a los directores actuales de la compañía. Técnicamente se ajustarían a la Ley de Medios. Políticamente todo seguiría igual.

En los últimos días se multiplicaron las visitas de directivos de la empresa española a despachos oficiales. El martes, César Alierta, presidente de Telefónica España, habría mantenido reuniones en la planta baja de la Casa de Gobierno, inquieto por el destino de su canal de TV. Con inquietudes similares, Luis Blasco, presidente de Telefónica Argentina, visitó hace diez días las oficias de la Afsca. Su titular, Martín Sabbatella, escuchó atentamente sus reclamos.

Mientras tanto, la Afsca intimó esta semana a Clarín porque entiende que violó el plan que presentó para ajustarse a la ley. Le dio un plazo de diez días hábiles para responder. Amenazan que si no cumplen con los plazos, el Estado comenzará a vender los activos del grupo.

Telefe tiene dos incompatibilidades básicas con la Ley de Medios. Es una empresa que da un servicio público y tiene una señal de TV abierta, además de estar excedida en la cuota de cobertura nacional. Hay argumentos jurídicos en el Gobierno tanto para “beneficiar” como “perjudicar” a la compañía.

En cuanto a las señales, tiene canales en Córdoba, Rosario, Mar del Plata, Tucumán y Salta, Santa Fe; Bahía Blanca y Neuquén. En total ocupa el 45% de cobertura nacional y según la Afsca debería desprenderse del 10%. O vender Telefe que significa el 28% de ese total.

Está claro: las esquirlas que dejó el fallido 7D todavía están más que encendidas.



Lucas Morando