POLITICA LA INVESTIGACION OFICIAL

El Gobierno plantea dudas y maneja al menos tres hipótesis

Sostiene que todavía no existen pruebas que incriminen a la Gendarmería en la desaparición de Maldonado. Macri dijo que “trabajan a destajo” para saber qué pasó.

Sostiene que todavía no existen pruebas que incriminen a la Gendarmería en la desaparición de Maldonado. Macri dijo que “trabajan a destajo” para saber qué pasó
Sostiene que todavía no existen pruebas que incriminen a la Gendarmería en la desaparición de Maldonado. Macri dijo que “trabajan a destajo” para saber qué pasó Foto:Telam

Para el Gobierno, las dudas y las inconsistencias son el denominador común que sobrevuela el caso de Santiago Maldonado. Según las fuentes oficiales, hoy no hay elementos que incriminen de manera directa a la Gendarmería en la desaparición del joven.

El jueves, cuando se cumplieron diez días de la desaparición, la Policía Federal encontró cinco cabellos y una soga con manchas de sangre en una camioneta similar a la que, según los manifestantes, se llevaron a Maldonado. Se trata del Escuadrón 35 de Gendarmería en El Bolsón, Chubut. Por ahora fueron los únicos resultados sobre la fuerza, según fuentes del Gobierno.

“Los cuarteles dieron resultados negativos y las camionetas también. Ahora lo que necesitamos es que la familia nos dé muestras de ADN así las cotejamos con las que aparecieron”, confiaron a PERFIL fuentes oficiales. “Si tenemos que poner en cana a gendarmes, lo hacemos, pero necesitamos pruebas”, agregaron.

El presidente Mauricio Macri aseguró ayer que están “trabajando a destajo” para intentar definir lo que pasó. “(Ante) ayer, hablé con la ministra (Patricia) Bullrich: hay búsquedas por distintos lugares, sin colaboración de esta organización (mapuche) que se declara con lineamientos bastante poco democráticos y bastante violentos. Pero estamos igualmente intentando ver qué es lo que pasó”, señaló.

En el Gobierno sostienen tres hipótesis sobre el caso. En primer lugar, que efectivamente una fuerza de seguridad, como Gendarmería, haya sido la responsable de su desaparición y las pistas se hayan cubierto. Según la causa judicial y el Gobierno, no hay evidencia en este sentido aún. Las organizaciones de DD.HH. aseguran que la fuerza es responsable.

La segunda hipótesis sostiene que el joven pudo haber escapado del lugar (se habló de Chile o de otras provincias) pero por alguna razón no se sabe su paradero. En tercer lugar, la hipótesis conspirativa: que la organización mapuche oculte algún dato al respecto o que impida la investigación.

Dudas. Como sea, en la Casa Rosada reconocen que, en principio, no habían tomado dimensión del caso. Sin embargo, los funcionarios consultados coinciden en algunas inconsistencias y pocas certezas. A saber:

-La familia tiene un vocero, Sergio Maldonado, el hermano de Santiago. La familia no les respondió a funcionarios del Ministerio de Seguridad. Según dejaron trascender, no confían en el Gobierno y por eso decidieron no hablar.

-Desde el comienzo, hubo un interés en la carátula de la causa: que sea desaparición forzada, para enmarcar la responsabilidad de las fuerzas de seguridad. “Hoy nuestro objetivo no es discutir la carátula sino encontrarlo”, respondieron las fuentes oficiales.

- La falta de testigos también sorprendió a la Rosada. El jueves se presentaron ante la Justicia dos testigos que querían declarar encapuchados. El juez los rechazó.

- En el allanamiento en el cuartel de Gendarmería en El Bolsón se encontraron presuntas pruebas en una camioneta. Según la fuerza, esa camioneta no estuvo en el procedimiento. Pero se descubrieron restos de sangre, una soga y pelo. Ahora habría que comparar el ADN con el de los familiares, que informaron que el lunes se realizarán la extracción.

- La semana que viene, la Justicia podría ingresar a las tierras donde viven los mapuches y donde las fuerzas de seguridad aún no pudieron entrar.