POLITICA POLITICA, FUTBOL Y NEGOCIOS

El Gobierno quiere que los jefes de la AFA y Tinelli sellen una tregua

Hubo contactos entre el conductor, Aníbal Fernández y un miembro de La Cámpora. El lunes se reunirá con Segura, el presidente de la Asociación del Fútbol Argentino.

PERFIL COMPLETO

Foto:Cedoc Perfil

El Gobierno buscará una tregua en la AFA. Quiere evitar que el conflicto escale con denuncias en plena campaña electoral. Considera que la irrupción de Marcelo Tinelli, con anuncio de auditoría incluido y advertencias de revisar todos los pagos, puso en tela de juicio no sólo a los presidentes de los clubes y su manejo de la Asociación, sino que golpeó en la propia Casa Rosada. Ni entre los funcionarios ni entre los dirigentes históricos hay ánimo de que se revise mucho el pasado.
“(Julio) Grondona está muerto pero todos fueron responsables de lo que pasó”, deslizó un funcionario vinculado al mundo del fútbol.

La versión más difundida en la cúpula del poder kirchnerista es que si Tinelli sigue con el ánimo de confrontar con la actual dirigencia de la institución perderá las elecciones. “Tiene que entender que los dirigentes son sus pares”, disparó la fuente en diálogo con PERFIL. “Y acompañar a Segura hasta el último día de mandato como presidente”, agregó. Diversos actores del Gobierno actuaron como interlocutores entre Tinelli y los presidentes del Ascenso y la Primera División para que empiece a reinar la paz.

El conductor prometió que el lunes asistirá al postergado encuentro con el presidente de la AFA, Luis Segura. De ese encuentro dependerá si participa de la reunión de Comité Ejecutivo, que se hará el miércoles. “Eso depende de Segura, dijeron desde el entorno del conductor. Pero el dilema que tiene es que si acepta las reglas de juego que le impone Segura podría quedar como “más de lo mismo”, en vez de representar un cambio.

Ayer, desde la Casa Rosada se comunicaron con Claudio “Chiqui” Tapia (dirigente del Ascenso y yerno de Hugo Moyano), que está en Estados Unidos, para decirle que hay intención de parte de Tinelli de apaciguar las aguas. Tapia es opositor al conductor.

El tridente que interviene por parte del Gobierno está integrado por Carlos “Chino” Zannini, Aníbal Fernández y el senador bonaerense Santiago Carreras, cercano a Máximo Kirchner. Con Zannini se reunió el viernes de la semana pasada –tal como publicó PERFIL–, con Aníbal F. el sábado y con Carreras dialogó en la semana.

Ayer, Segura minimizó la posibilidad de una tregua. “No hablamos en ningún momento ni llegamos a ningún acuerdo. Por ahora sigue todo igual y no hay por qué cambiarlo”, explicó.

Según fuentes gubernamentales, la Casa Rosada no quería que Tinelli se presentara como candidato, pero cuando vio que tenía avales de sobra, no se quiso tirar la popularidad del conductor en contra. Lo dejó entrar. Pero la conferencia de prensa, en la que Tinelli anunció una auditoría y reveló la cantidad de cheques que emitió la AFA en un mes, arruinó la paz. Ahora, el propio Gobierno busca recomponerla. Y evitar que el asunto pase a mayores y repercuta en la campaña.

Desde el  kirchnerismo creen que el actual presidente Segura, aunque quiera, no podrá ser candidato otra vez. Y que la Casa Rosada no tiene la fuerza suficiente para imponer uno propio. Sostienen que si Marcelo Tinelli quiere quebrar las reglas antiguas que rigen la institución no tendrá consenso para ganar una elección.



Mariano Confalonieri