POLITICA MERCADO COMUN


El Gobierno rechaza la propuesta de Brasil de flexibilizar el Mercosur

La canciller Susana Malcorra salió a desactivar las especulaciones sobre una posible reforma del Mercado Común del Sur.

PERFIL COMPLETO


Foto:Cedoc

La canciller Susana Malcorra salió ayer a desactivar las especulaciones sobre una posible reforma del Mercosur en el corto plazo y dijo que avanzar en un acuerdo con la Unión Europea es hoy la prioridad. Así, respondió a la propuesta que había realizado el nuevo canciller brasileño, José Serra, quien deslizó la idea de un acuerdo más flexible, que habilite tratados comerciales con terceros países de forma independiente.

La representante argentina también dijo que el país está abierto a una discusión y recordó elementos de flexibilidad existentes en los tratados constituyentes del acuerdo que une a los dos países con Paraguay, Uruguay y Venezuela. “Lo que le hemos dicho es que cualquier evaluación que se haga en adelante –y por supuesto Argentina está abierta y es flexible a evaluar alternativas– tiene que hacerse con la prudencia del caso”, explicó ayer durante una conferencia de prensa.
En particular, Malcorra recordó que hay una negociación en curso y que podría ser afectada por un cambio brusco en las normas: “No podemos estar cambiando modelos de un momento a otro. Sobre todo ahora que estamos en un inicio de diálogo con la Unión Europea, dilatado durante veinte años, y no queremos que novedades de último momento impacten en esta oportunidad que tenemos”.

La propuesta de Serra debe ser entendida en el contexto de un gobierno frágil y un canciller con inocultables aspiraciones presidenciales, explican quienes mejor conocen la relación bilateral. Argentina ha decidido ofrecer gestos de apoyo, pero también hubo un gesto que pasó inadvertido: la Cancillería decidió recibir a Serra con la bandera del Mercosur, algo que no había ocurrido pocos meses antes, cuando visitó el país el ex canciller como un rápido reconocimiento del gobierno interino de Michel Temer. También hay una intención común de desideologizar la política exterior en general y el Mercosur en particular.

Pero estas ideas no implican, como sugirió Serra, modificar las normas del bloque para permitir acuerdos internacionales por separado.

“Hemos hablado ya de la oportunidad de abrir caminos con el Pacífico, así que hay opciones para avanzar en un esquema más flexible sin necesariamente desarmar algo que es cierto que se ha quedado corto en relación con las aspiraciones que tuvieron los presidentes Sarney y Alfonsín, pero también es cierto que ha avanzado muchísimo”, agregó.



Aurelio Tomás