POLITICA REFORMA PREVISIONAL

Terminó la reunión con gobernadores y habrá sesión el lunes

El Gobierno ofreció un fondo de compensación por única vez, pero el recorte se hará de la misma manera.

El ministro del Interior, Rogelio Frigerio, llega al Congreso para participar de la reunión por la reforma previsional.
El ministro del Interior, Rogelio Frigerio, llega al Congreso para participar de la reunión por la reforma previsional. Foto:NA: DAMIAN DOPACIO

Tras una reunión que duró más de tres horas, el Gobierno nacional acordó con un grupo de gobernadores peronistas una nueva sesión para el lunes a las 14 con el objetivo de aprobar el recorte jubilatorio.

A cambio, ofrece una compensación a los jubilados y pensionados por única vez. Será para aquellos que cobren menos de diez mil pesos. Además llegará a los beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo (AUH). Según informó Clarín, el monto de la compensación tendrá tres variantes: los jubilados que hicieron aportes cobrarán $750 por única vez, mientras que quienes se jubilaron sin aportes cobrarán $300. A su vez, los beneficiarios de AUH cobrarán $400. 

Sin embargo, el nuevo cálculo para los haberes se mantendrá de la misma manera, por lo que el recorte no se echó para atrás. La reunión se realizó en el despacho del presidente de la Cámara baja, Emilio Monzó, y participaron los gobernadores de Mendoza, Alfredo Cornejo; de Salta, Juan Manuel Urtubey; de Chaco, Domingo Peppo; de Jujuy, Gerardo Morales; de Tierra del Fuego, Rosana Bertone, y de Entre Ríos, Gustavo Bordet. Por el Ejecutivo participan los ministros del Interior, Rogelio Frigerio, y de Hacienda, Nicolás Dujovne, y el vicejefe de Gabinete, Mario Quintana, además de los diputados de Cambiemos Luciano Laspina, que preside la Comisión de Presupuesto, y Daniel Lipovetzky, entre otros.

El Gobierno decidió convocar a mandatarios provinciales y a diputados para abrir un nuevo espacio de diálogo en relación al ajuste a los jubilados, cuyo tratamiento estaba previsto para este jueves en la Cámara baja, en el marco de una fallida sesión, signada por el clima de violencia dentro y fuera del Congreso Nacional.