POLITICA


Reunión en Olivos | El Gobierno se acomoda a los "golpes" de Carrió y mantiene la alianza

El encuentro entre el Presidente y la dirigente de la CC parece haber puesto paños fríos en la relación.  

Tan solo habían pasado diez días del inicio de la gestión de Mauricio Macri cuando una de sus aliadas clave, la diputada nacional Elisa Carrió, había tensionado la relación al buscar impedir que el Ejecutivo designe jueces por decreto en la Corte Suprema. Desde aquel día, la coalición no quedó igual.

Las críticas de la legisladora se mantuvieron constantes al punto de criticar los ajustes de precios del Gobierno y acusar al miembro del PRO y dirigente de Boca, Daniel Angelici, de "interferir" en el Poder Judicial, presentándolo como el operador del Presidente.

Por eso, más de 100 días después, Macri no tuvo más remedio que poner paños fríos a la situación y calmar a su aliada. Para eso, el mandatario la recibió –junto al ex presidente de la UCR, Ernesto Sanz– en la residencia de Olivos.

Antes de partir hacia Estados Unidos para participar del Congreso de Seguridad Nuclear, el Presidente y la jefa de la Coalición Cívica estuvieron frente a frente en una reunión "dura, franca y muy divertida", según consideró la diputada. El objetivo: limar asperezas.

"Cambiemos es una fuerza democrática que debate todos los temas", sentenció Carrió luego del encuentro. Desde el Gobierno, minimizaron las críticas de la diputada y negaron la fisura de la alianza: "Va a ser siempre así; ya la conocemos". Esto, coincide con una de las últimas declaraciones del jefe de Estado a Perfil: "Yo creo que hay que ser, por lo menos, un poquito más cuidadoso en las opiniones".

El oficialismo sostiene que el contrapunto forma parte de "discusiones donde ella piensa de una forma y Macri de otra", y destacaron el disenso: "No coincidimos, pero cada uno puede decir lo que quiera". "Está pegando, pero la relación con 'Lilita' va a ser siempre así; ya la conocemos", confiaron a DyN desde el Gobierno e insistieron en diferenciarse del kirchnerismo.

Sin embargo, pese a minimizar los cuestionamientos de la dirigente de la Coalición Cívica, desde el macrismo reconocieron la necesidad de "no tener tantos frentes abiertos" y señalaron que el objetivo es "tratar de equilibrar".

En este sentido, reconocieron que "es claro que Angelici no es operador judicial", que "la justicia está avanzando en varios temas que 'Lilita' impulsó" y admitieron que Carrió "es clave" para el gobierno "y Macri se lo ha dicho en varias oportunidades".

A su vez, sobre los cuestionamientos en materia económica, puntualmente a los anuncios de incrementos en las tarifas de servicios públicos y en los transportes, el gobierno buscará "hacer hincapié en destacar la tarifa social".

Todo parece que indicar hay calma en Cambiemos pese a que varios dudan de que esta paz persista. Será cuestión de ver cómo reaccionan Carrió y Macri ante nuevos conflictos o bien al resurgir viejas asperezas.¿Lograrán mantenerse juntos?



Redacción de Perfil.com