POLITICA ENFRENTAMIENTO

El Gobierno se metió en el reclamo de los bancarios por paritarias

El Ejecutivo ordenó a las entidades públicas que no paguen el aumento paritario que había acordado.

El presidente Mauricio Macri.
El presidente Mauricio Macri. Foto:Télam

El Gobierno se metió de lleno en el conflicto con los bancarios al ordenarle a las entidades públicas que no paguen el aumento paritario que había acordado en noviembre pasado el sindicato Asociación Bancaria. La intención del Ejecutivo es llevar adelante una estrategia judicial conjunta con el sector privado para apelar al fallo que ordenó hacer efectiva esa suba.

El acuerdo. El entendimiento de noviembre disponía de una suma "resarcitoria" no remunerativa al 31 de diciembre, equivalente a 8.000 pesos para los sueldos que hubiesen alcanzado un promedio de 25.000 pesos en 2016. También los bancos públicos y privados acordaron un pago de 10.000 pesos a los trabajadores cuyos salarios se ubicaban entre 25.000 y 35.000; y 12.000 pesos a los superiores.

También se dispuso de un anticipo mensual para enero, febrero, marzo y abril que se integraría con una suma fija de 2.000 pesos a lo que adicionar un 10 por ciento de todas las remuneraciones.

La Asociación de Bancos de la Argentina (ABA), al igual que la Asociación de la Banca Especializada (ABE) no firmaron el acuerdo el pasado noviembre que sí pactaron los bancos nacionales de ADEBA y los públicos y privados nucleados en ABAPPRA, estos dos últimos representantes del 80 por ciento del sistema. Bajo ese paraguas legal, el Ministerio de Trabajo decidió no homologar el convenio, de modo que liberó a los bancos de su cumplimiento obligatorio.

Paros bancarios. Ante la falta de homologación del acuerdo los trabajadores bancarios declararon el estado de "alerta y movilización" y trasladaron el conflicto a la Justicia, además de protagonizar varios días de protesta. Finalmente, la Cámara de Apelaciones del Trabajo instó a las cámaras que nuclean a los bancos a pagar el acuerdo paritario y al Poder Ejecutivo a no intervenir. 

No obstante, ayer al mediodía el ministro de Trabajo, Jorge Triaca, y el vicejefe de Gabinete, Mario Quintana, se reunieron en la Casa Rosada con directivos de los bancos agrupados en la cámara Abappra y del Banco Central, según informó Ámbito.com. En el encuentro se traspasó por un lado la orden no liquidar los sueldos de enero con los aumentos pactados y, por otro, diagramar una estrategia judicial para apelar al fallo de la Cámara de Apelaciones del Trabajo. Para ello, de forma paralela ambos bandos presentarán este martes apelaciones a esa resolución judicial. 

La suba salarial que quiere mantener el oficialismo es el 18% que la gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal cerró con la mayoría de gremios provinciales. El porcentaje que se pactó a fines del año pasado en el sector bancario ronda un 24,8 de suba. La preocupación estatal es que de confirmarse ese aumento el resto de los gremios se sumarían a solicitar cifras más altas de las que considera el Gobierno.