POLITICA SE TRATA EN DIPUTADOS


El Gobierno se resigna y cree que la ley antidespidos se aprobará el miércoles

Sería la segunda derrota legislativa en un mes. El FPV, dispuesto a negociar con Massa. Intentos frustrados del PRO con el Frente Renovador.

PERFIL COMPLETO


Foto:Cedoc Perfil

“Ya no tenemos qué inventar”. El Gobierno ya aceptó que sufrirá una dura derrota: la Cámara de Diputados aprobará, seguramente con modificaciones, la ley antidespidos y obligará al presidente, Mauricio Macri, a vetarla.

El clima en el bloque del PRO no pasa por su mejor momento: fueron inútiles los diálogos entre el jefe de Gabinete, Marcos Peña, y Sergio Massa para intentar convencerlo de que la ley sería nociva. Tampoco los llamados insistentes del ministro de Trabajo, Jorge Triaca, y de Diego Santilli a varios diputados ligados al sindicalismo.

La semana pasada, cuando el kirchnerismo no logró aglutinar a toda la oposición para sancionar el proyecto que llegó del Senado, hubo festejos moderados en la Casa Rosada. Ya se esfumaron. Sólo habían ganado tiempo.

“Nuestro triunfo fue lograr que hablemos de una ley de generación de empleo y no de una emergencia ocupacional que no existe”, expresó a PERFIL el jefe del bloque de Unión PRO, Nicolás Massot. Actualmente existen cinco proyectos distintos para proteger el trabajo que serán tratados el miércoles sobre tablas. Ni el Frente Renovador ni el Frente para la Victoria tienen los votos necesarios para insistir con sus dictámenes. Por lo tanto, una postura inflexible de cualquiera de los bloques podría hacer naufragar la ley antidespidos. El de mayoría fue firmado también por el Bloque Justicialista.

Como los dictámenes ya están, una posibilidad de negociación concreta es que se decida votar por uno de ellos y que se le introduzcan modificaciones cuando se vote en particular. “Si todos se aferran a su proyecto, no va a haber ley, y por un año no se puede tratar de nuevo”, graficó un legislador del bloque justicialista. Graciela Camaño, jefa de la bancada del Frente Renovador, le dijo a PERFIL que de ninguna manera votarán otro dictamen que no sea el propio: “Nosotros asumimos una posición pública. Además, el proyecto del FpV está mal escrito. Abordan mal la ‘causa justa’ de despido”.

Héctor Recalde, jefe de la bancada del FpV, advirtió, en diálogo con este diario, que hasta ahora seguirán firmes con la postura de votar el dictamen de mayoría, que están dispuestos a acompañar una ley de beneficios para las pymes, como pide el massismo, pero que todo dependerá de tres reuniones. “Vamos a juntarnos con Sergio Massa, con las centrales obreras y con nuestro bloque en el Senado. Vamos a ver qué nos dicen. De eso dependerá lo que hagamos”, explicó. Abrió así la puerta a un cambio de posición del kirchnerismo. Eso podría destrabar la ley.

Los dos espacios políticos comparten que es necesario que de la sesión del miércoles salga una ley porque así lo requiere el diagnóstico que hacen de la situación del país y también lo piden los sindicatos. Como sea, el massismo y el kirchnerismo deberán ceder en algo para que la ley antidespidos no fracase. No pueden permitírselo si es que no quieren pagar el costo político frente a los sindicatos, que presionan para que salga.



Mariano Confalonieri / Ezequiel Spillman