POLITICA ATENTADOS EN BRUSELAS

El horror tras el atentado: "Había sangre por todas partes"

Testimonios de testigos y sobrevivientes a la ola de ataques en el aeropuerto y estaciones de subte belgas narran con crudeza el trauma vivido.

Foto:Afp

Una ola de atentados sacudió Bruselas a primera hora de este martes y produjo al menos 26 muertos entre las víctimas fatales del ataque al aeropuerto de la capital y la explosión en la estación de subte de Maelbeek. Los testimonios de los sobrevivientes señalan el terror de las imágenes.

"Éste es el día más negro de la historia de nuestro país desde la Segunda Guerra Mundial", explicó el titular del partido político belga Nueva Alianza Flamenca, Bart De Wever, antes de dirigirse al cuartel general de la Policía de Amberes para analizar la situación y coordinar las medidas que llevarán a cabo, según consignó El Mundo.

Según los testigos citados por medios belgas, se habrían escuchado gritos en árabe previo a las explosiones. "Estaba en la fila para registrarme y escuché una explosión. Vi humo y vi a personas correr hacia la salida. Hubo una segunda explosión mucho más cerca de mí después", explicó un testigo de los hechos a la cadena RTL.

"Se fue todo el mundo del aeropuerto con pánico, la mayor parte de las personas dejaron sus valijas allí", agregó.

"El techo se cayó, había olor a pólvora", agregó a la agencia AFP Jean Pierre Lebeau, un francés que acababa de llegar desde Ginebra.

"Primero hubo una pequeña explosión y después una más fuerte a la altura de facturación", afirmó la periodista del diario sueco Svenska Dagbladet. "Todo el edificio tembló, hay humo por todas partes y personas tiradas en el suelo en la terminal. Cayeron trozos del techo", añadía.

Los testimonios que algunos pasajeros presentes en el aeropuerto están difundiendo a través de redes sociales recogen escenas de pánico y muestran a cientos de personas en el interior corriendo de un lado a otro. "Hay sangre por todas partes", aseguró un testigo consultado por el diario La Libre Belgique.

Niels Caignau, un empleado de Swissport, contó a la cadena VRT que se encontraba haciendo un descanso de su jornada laboral cuando de repente escuchó una explosión y vio cómo el humo comenzó a inundarlo todo. "Las ventanas están totalmente destruidas. La gente corría en estado de shock", ha relatado.

En las redes sociales, el hashtag que comenzó a viralizarse es #PrayForBelgium. Miles de internautas reproducen imágenes en solidaridad con el pueblo belga.

Las explosiones en Bruselas se producen tres días después de la detención en Bruselas del yihadista Salah Abdeslam, huido tras los atentados del 13 de noviembre en París, que provocaron 130 muertos.



Redacción de Perfil.com