POLITICA LA SEMANA QUE VIENE

El juez Kreplak pedirá la intervención del sindicato

Lo dan por descontado tanto en el mundo judicial como en la gobernación bonaerense. Sería por 180 días, con posibilidad de extenderse por otros tantos. Similitudes con el caso de la Uocra del Pata Medina.

Conduccion. Con Balcedo preso, el juez se dispone a decretar la intervención del Sindicato de Obreros y Empleados de Minoridad y Educación (Soeme).
Conduccion. Con Balcedo preso, el juez se dispone a decretar la intervención del Sindicato de Obreros y Empleados de Minoridad y Educación (Soeme). Foto:Cedoc Perfil
El sindicato de Obreros y Empleados de Minoridad y Educación (Soeme) será intervenido la semana que viene y su futuro es incierto. Esa es la información que circula tanto en fuentes gubernamentales como judiciales de la provincia de Buenos Aires. Tras la detención en Punta del Este por presunto lavador de activos del titular del gremio, Marcelo Balcedo, la Justicia está terminando el escrito por el cual se intervendrá el Soeme, que reúne a más de siete mil afiliados y es clave en la negociación paritaria del territorio bonaerense.

La decisión la tomó en las últimas horas el juez Ernesto Krepak, quien ordenó la detención de Balcedo y de su mujer (la blonda Paola Fiege), así como de parte de la comisión directiva del gremio. De hecho, al cierre de esta edición también cayó Mauricio Yebra, responsable administrativo del sindicato y quien tenía un pedido de detención y estuvo un día prófugo.

Al igual que en el caso de la Uocra (Construcción) seccional La Plata, cuando fue encarcelado el Juan Pablo “Pata” Medina, ahora el Soeme parece encaminarse a una situación similar. Si bien, en este caso, se trata de empleados estatales y no privados, en Gobernación bonaerense siguen de cerca el caso Balcedo. De hecho, cuando salga el fallo de Kreplak le tocará al ministro de Trabajo bonaerense, Marcelo Villegas, dar cuenta de la intervención y trabajar con la Justicia en su aplicación en el corto plazo.

En principio, según trascendió de fuentes del Ejecutivo provincial, la intervención sería por 180 días, con posibilidad de extenderla por otros tantos, mientras se reordena el esquema administrativo del gremio. 

Una de las medidas que ya tomó el juez Kreplak es la de congelar todas las cuentas bancarias que maneja el gremio. Justamente, de una de esas cuentas es de donde la AFIP había informado que se habían extraído más de 53 millones de pesos en efectivo entre 2012 y 2013, con un destino incierto.

La medida de la intervención, sin embargo, recién se tomaría en los próximos días. Uno de los comentarios que se escucharon en los pasillos del juzgado de Kreplak es que la decisión todavía no podía ser tomada porque había mucha gente de vacaciones, y apuntaban, con malicia, al Ministerio de Trabajo.

De todas formas, tanto en el gobierno de Vidal, como en la Justicia bonaerense, dan por descontado que el camino de la intervención del gremio es inexorable, algo que sin dudas tendrá un impacto crucial en las próximas paritarias docentes.