POLITICA LOS SAUCES

El juez más temido por CFK le concede a Flor K la exención de prisión

El magistrado Bonadio dio lugar al pedido de la exmandataria. Había sido avalado por el fiscal Rívolo.

Dibujos de Temes
Dibujos de Temes Foto:Pablo Temes
La causa Los Sauces inquieta a la familia Kirchner y más aún los movimientos del magistrado Claudio Bonadio. Fue por eso que la exmandataria Cristina Kirchner pidió la excención de prisión para su hija Florencia. El propio juez federal aceptó la solicitud que previamente había sido avalada por el fiscal Carlos Rívolo.

Cristina Kirchner había lanzado una retahíla de tuits este viernes afirmando que tenía información de que Bonadio buscaba detener a su hija. Tanto Cristina como sus hijos fueron citados a declarar en la causa Los Sauces la próxima semana. 

"Según fuentes de información confiables, en las próximas horas se intentará privar a mi hija Florencia Kirchner de su libertad ambulatoria en la presente causa. Si bien no existe el más remoto justificativo legal que pudiera sostener tan descabellada decisión, no es menos cierto que las barbaridades jurídicas que se vienen cometiendo impiden descartar desatinos aún mayores. Las pruebas están a la vista", sostuvo la ex mandataria en el escrito.

Pese a que Florencia Kirchner es mayor de edad, su madre se presentó en el expediente para peticionar la exención de prisión "en representación" de ella.

"No voy a tolerar que mi familia sea sometida a semejantes vejámenes. Por tal motivo, ajustándome estrictamente a las reglas que establece la Constitución Nacional, los Pactos Internacionales en materia de Derechos Humanos y la reglamentación que de ellos efectúa el Código Procesal Penal de la Nación, requiero para mi hija Florencia Kirchner el otorgamiento de la exención de prisión", resume el escrito. Además, Fernández sostuvo que "corresponde que la exención de prisión le sea otorgada bajo caución juratoria", es decir "bajo palabra".

El caso. La diputada del GEN  Margarita Stolbizer fue la denunciante que inició el caso a partir de una serie de presuntas irregularidades en la inmobiliaria Los Sauces, propiedad de la familia Kirchner. La causa comenzó por supuesta falsificación de documentos pero el impulso de Rívolo llevó a que se investiguen delitos de cohecho y lavado de dinero.