POLITICA PELEA INTERNA

El kirchnerismo busca evitar la fractura en la Legislatura bonaerense

Foto:Cedoc Perfil

El Frente para la Victoria de la provincia de Buenos Aires acaba de ingresar en una tensa calma. Ahora lucha por sobrevivir un pacto de “unidad” que sellaron el jueves luego de la pelea que protagonizaron distintos diputados del bloque peronista.
No será fácil, ya que en este espacio conviven dirigentes de distintos sectores: Movimiento Evita, La Cámpora, sciolistas, randazzistas, dominguistas y peronistas históricos con territorio.
Sin el dirigente de La Cámpora José Ottavis como presidente del bloque, estos legisladores acordaron crear una “mesa de conducción” comandada por el ex presidente de La Cámara, Horacio González, Fernando “Chino” Navarro, Juan José Mussi y Walter Abarca, entre otros dirigentes que representan a cada sector.
Además, resolvieron que los legisladores Andrés Quinteros, Graciela Rego, Rocío Giaccone y Alejandra Martínez sean los encargados de continuar las negociaciones por la distribución de las comisiones de la Cámara, pelea que provocó el fuerte cruce entre los diputados Aníbal Regueiro y Andrés Quinteros.
La primera disputa que darán todos juntos es discutir de nuevo el reparto de las comisiones ya que se quejan de que, con 36 diputados (primera minoría), recibieron menos lugares que los bloques más chicos.
“La mesa que conformamos busca construir los consensos para elegir nuevas autoridades, ademas de un plan político que nos permita avanzar en esa unidad”, explicó a PERFIL el diputado Navarro. Sobre el futuro del bloque, aseguró: “La unidad no es fácil pero es posible. En términos políticos, es nuestra obligación”.
Las nuevas internas podrían volver cuando se discuta la presidencia del bloque. No sólo hay fuertes discusiones entre los diferentes sectores sino también en las mismas agrupaciones, como sucede con los diputados de La Cámpora. La última semana, un sector del bloque quiso imponer a Juan José Mussi como su titular. El propio Mussi rechazaba la idea. Finalmente, los números no lo acompañaron. Si la unidad logra mantenerse, suenan para presidir la bancada González y Abarca.

Explicación. Ayer, Ottavis aseguró que su renuncia al frente del bloque de diputados kirchneristas no guardó relación con su noviazgo con Victoria Xipolitakis. Dijo que se fue por “motivos personales”. “El amor no tiene contradicción, vos sabés qué pienso yo, pero no sabés lo que piensa políticamente ella (Xipolitakis)”, explicó. A la vez, dijo que sufrió “violencia de género” por parte de su ex mujer.



Rosario Ayerdi