POLITICA ENTREVISTA AL MINISTRO DEL INTERIOR

“El kirchnerismo nos copia y así reconoce que hicimos las cosas mejor”

Dice que las PASO son “un gasto demasiado excesivo” y que la oposición “insistirá con la campaña del miedo”. Los cambios tras las elecciones.

Polifuncional. Maneja obras públicas y también es el ministro político de la Casa Rosada.
Polifuncional. Maneja obras públicas y también es el ministro político de la Casa Rosada. Foto:Cedoc Perfil

Es el funcionario nacional más dual del Gabinete: tiene obras públicas, como cloacas y viviendas, y a la vez es el ministro político de la Casa Rosada. Rogelio Frigerio, un asiduo concurrente a los picaditos” de Olivos, recibe a PERFIL en su despacho de la planta baja de la Casa Rosada. Aún atesora un pequeño listado de candidatos de todo el país y, en estos días, se sumó a la “mesa chica” política del presidente Mauricio Macri.

—¿El caso De Vido vuelve a poner la corrupción en el centro de la política?

—Hay mucha ansiedad en la sociedad para que la Justicia actúe rápidamente y encuentre los responsables de los hechos de corrupción de la última administración. Y sobre todo que se recupere la mayor parte de esos dineros robados para hacer obras públicas, escuelas, cloacas. 

¿Hay que cambiar la ley de fueros?

—El Presidente ha sido muy claro: los fueros no son para zafar de la Justicia. Se implementaron en su momento para garantizar la libertad de expresión de nuestros representantes en el Congreso, pero nadie debería ampararse en ellos para no enfrentar a la Justicia.

—¿Se vienen una serie de cambios estructurales después de las elecciones?

—Hay una serie de temas en los que no hemos podido avanzar por la relación de fuerzas que tenemos en el Congreso, por estar en minoría. Uno es la reforma política y la ley de financiamiento de partidos políticos. También la reforma impositiva porque el sector productivo necesita alivio fiscal. Otra reforma es la del sistema coparticipación de impuestos con las provincias.

—¿Quién va a recaudar en esta campaña?

—Vamos a descentralizar la recaudación. Tenemos que, como Gobierno, dar el ejemplo en este tema. Va a ser una campaña austera.

—¿Este será el último año con primarias obligatorias?

—Vamos a dar esa discusión el año que viene. La experiencia que tuvimos no ha sido buena. Gastar $2.500 millones en unas PASO en las que prácticamente no hay definiciones relevantes en cuanto a las candidaturas, no corresponde. Así tal cual están son un gasto demasiado excesivo.

—¿Hay clima de violencia en la campaña bonaerense?

—La oposición va a insistir en algo que hicieron desde 2015: la campaña del miedo. Así como plantearon que se venía el recorte de los beneficios sociales, algo que no ocurrió, van a plantear que eso es lo que se viene después de octubre. Tenemos que contestar los agravios y escraches con más propuestas y estando cerca de la gente. Gran parte de los errores del kirchnerismo pasó por la lejanía con la gente, con lo cual generaron una realidad paralela en la cual había menos pobres que en Alemania, no había inflación y la inseguridad era una sensación.

—¿Qué puede cambiar en la Argentina si gana Cristina?

—No es una hipótesis que manejamos. La mayoría de los argentinos sostiene el cambio en el país y no quiere volver más al pasado. Entendiendo que hay una parte de la sociedad que se referencia en Cristina Kirchner y el pasado, pero es una minoría.

—¿No le hace ruido la llegada de Jorge Macri al Gobierno nacional?

—(Sonríe) No, para nada. Jorge es uno de los mejores intendentes del país, con una gran experiencia y tiene ganas de formar parte del equipo del Presidente. Aún no sabemos dónde, pero se va a sumar.

—¿Se sobredimensiona la influencia de Durán Barba?

—Muchas veces se lo subestima al Presidente. El que toma las decisiones importantes es él, que tiene distintos asesores, como Durán Barba, a quien quiero en mi equipo. Y estoy seguro que todos quisieran tenerlo. De hecho, lo estamos viendo: ahora el kirchnerismo copia todo el formato de la campaña que hizo el PRO en los últimos años. Y de alguna manera pretende hacernos creer que ahora sí tiene cercanía con la gente cuando durante 12 años estuvieron alejados.

—¿Le da bronca eso?

—Cuando alguien te copia no te tiene que dar bronca, ese otro está reconociendo que hiciste las cosas mejor.

“Nos costó encontrarle la vuelta al consumo”

—El Gobierno plantea que la economía ya arrancó pero cuando uno mira datos de desempleo o de consumo, son pésimos

Lentamente los motores de la economía se van enciendiendo. En el primer trimestre de este año se aceleró el crecimiento liderado por el aumento de la inversión y las exportaciones. También en el sector industrial se ve una reactivación. En mayo aumentó 3,8% mensual. En la construcción el salto fue mayor: crecimos más de un 10% interanual y llegamos a los 400 mil puestos activos de trabajo.

—Y el consumo está frenado.

—Es verdad. Nos ha costado encontrarle la vuelta. Sin embargo, el consumo privado aumentó un 1,4%, lo que significó el primer trimestre positivo desde el segundo semestre de 2015. Además, el consumo en supermercados creció 1,2% mensual en abril y el consumo en shoppings creció 2,1% mensual.

—¿Y la suba del desempleo a 9,2%?

—En los últimos meses la dinámica del empleo es positiva. Según el Ministerio de Trabajo el empleo registrado había crecido en 73 mil puestos entre diciembre de 2015 y marzo de este año. La caída de 22.000 empleos de abril fue por factores estacionales.