POLITICA


El kirchnerismo se corre de Scioli por la emergencia en seguridad provincial

Mariotto lo criticó, Capitanich lo despegó del gobierno, y el sacerdote del Sedronar pidió más prevención.

Jorge Capitanich junto a Daniel Scioli.
Jorge Capitanich junto a Daniel Scioli.
Foto:Archivo Télam

El decreto de "Emergencia en Seguridad Pública" que anunció Daniel Scioli el sábado tuvo un amplio respaldo entre los opositores al gobierno de la Provincia de Buenos Aires. Pero la medida no cayó tan bien en el kirchnerismo, que parece volver a mirar con desconfianza las aspiraciones presidenciales del motonauta. Desde el oficialismo nacional salieron a criticarlo o trataron de desligarse del nuevo plan.

El primero fue el vicegobernador Gabriel Mariotto, quien volvió a criticar a su jefe después del impasse de las elecciones legislativas del año pasado. El funcionario pidió atacar los "temas estructurales" de la inseguridad  y rechazó "posiciones de coyuntura que responden a un interés de instalación mediática".

"No hay seguridad sin inclusión y equidad", remató.

En esa misma línea se pronunció Juan Carlos Molina: "Al plan de emergencia, le falta la pata de prevención", escribió el titular del Sedronar en una serie de tuits dedicados a la cuenta de Scioli. "¡Mil patrulleros y mil CPA (Centro Provincial de Atención) funcionando! 10 mil policías y 20 mil preventores, que los intendentes controlen las motos, y también a los que venden alcohol y a las farmacias que venden psicofármacos sin control", propuso el sacerdote.

"Hagan muchas cárceles, pero quintupliquen los lugares preventivos, educativos, deportivos y terapéuticos. Compren muchos chalecos y balas, pero también tripliquemos las becas deportivas, culturales, terapéuticas. Subvencionemos los botones de seguridad y también los comedores, los pequeños hogares, etc", enumeró Molina entre otras propuestas.

Por su parte, Jorge Capitanich desligó al gobierno nacional de la decisión del Ejecutivo bonaerense, cuando dijo que la emergencia en seguridad "constituye una decisión propia en uso de sus facultades y en el ejercicio de sus competencias". El jefe de Gabinete aventuró que el gobernador "seguramente hizo un análisis de la problemática de seguridad y adoptó las medidas que él considera apropiadas".

"La decisión forma parte de su propia agenda en virtud del uso de sus facultades", remató.

Scioli salió al cruce con el mismo argumento, al decir que no consultó la medida con la presidenta Cristina Fernández de Kirchner ya que "hace al ámbito provincial". "Yo actúo en base a mi responsabilidad institucional, que hace al ámbito provincial", aseguró, y agregó que "uno cuando gobierna no puede quedar bien con todo el mundo". Luego matizó que "obviamente que con el gobierno nacional siempre buscamos complementarnos con los fuerzas federales, como hace Berni con Granados".

“No se trata de defender o respaldar a un gobernador o un gobierno, sino de defender a la gente de los delincuentes”, sostuvo el mandatario provincial en diálogo con radio La Red. "¿Si no nos une la defensa de la vida, qué nos va a unir a los argentinos? Y sí, es de la provincia, estamos todos diciendo lo mismo. ¿Qué diferencia puede haber entre lo que dijo Capitanich o lo que pude haber dicho yo? ¿Cómo el gobierno nacional no va a querer que haya más seguridad? Es sentido común", planteó.

“Tenemos que estar en sintonía con la sociedad, con lo que está pidiendo la gente, esto atraviesa a todos los sectores sociales", concluyó Scioli.



Redacción de Perfil.com


Temas:

  • Daniel Scioli
  • Provincia de Buenos Aires
  • Inseguridad
  • Seguridad
  • Jorge Capitanich
  • Gabriel Mariotto
  • Emergencia en Seguridad Pública