POLITICA TENSION SOCIAL Y POLITICA EN MORENO


El kirchnerismo se despega y acusa al ex intendente por la toma de tierras

.

“Organizada”. Así calificaron la protesta cerca del intendente.
“Organizada”. Así calificaron la protesta cerca del intendente.
Foto:Cedoc Perfil
Las 230 hectáreas que fueron tomadas esta semana por trescientas familias en el municipio de Moreno generaron un fuerte rechazo tanto por parte del oficialismo como de las autoridades locales, que si bien reconocieron el “problema habitacional” que atraviesa el distrito, no dudaron en calificar el episodio como una “toma organizada”.

El terreno se encuentra a la altura del kilómetro 7,5 de la Ruta 25. Según trascendió, alrededor de quinientas personas comenzaron desde el viernes pasado a ocupar la superficie, entre cuyos propietarios se encuentra la Universidad de Morón. Esta institución fue la que hizo la denuncia ante el juzgado de Garantías Nº 1 de Morón, de la doctora Adriana Julián, y la fiscalía de Emiliano Buscaglia.

Las familias instaladas comenzaron a levantar viviendas improvisadas con lonas, carpas y madera. PERFIL se comunicó con el intendente de Moreno, Walter Festa, quien prefirió no hacer declaraciones hasta que se expida la Justicia y ordene el desalojo de las tierras.

Un funcionario de dicho municipio, sin embargo, no dudó en acusar al anterior jefe comunal, Mariano West, de haber provocado esta situación. “El está detrás de la organización de la toma”, aseguró. West, quien perdió las internas del Frente para la Victoria el año pasado contra el propio Festa, lideró el partido de Moreno en dos períodos: 1995-2003 y 2011-2015.

Autoridades de la actual gestión municipal señalaron que el jueves y el viernes a la madrugada ingresaron a los terrenos colectivos escolares con un puntero conocido de la gestión anterior.
Sectores ligados al macrismo acusaron al kirchnerismo de haber incentivado a las familias para realizar esta ocupación. Aníbal Assef, un ex senador del PRO, responsabilizó por la toma de Moreno a dirigentes del Frente para la Victoria.

Desde el entorno de Festa –que es militante de La Cámpora–, desmintieron esta acusación: “Nadie más que nosotros quiere evitar que esto pase”, confiaron a PERFIL. Y denunciaron que existe la intención de promover la idea de que el kirchnerismo “busca el conflicto social”.