POLITICA LAS DENUNCIAS QUE SE LLEVÓ

El lado oscuro de Ernestina Herrera de Noble según el biógrafo Pablo Llonto

El autor de la biografía de la dueña de Clarín recientemente fallecida hizo un repaso por los puntos más oscuros de su vida. Papel Prensa, la identidad de sus hijos y el vínculo con Héctor Magnetto.

Ernestina y Roberto Noble
Ernestina y Roberto Noble Foto:redes

La dueña de Clarín desde 1969, Ernestina Herrera de Noble, falleció este miércoles a los 92 años y con ella se fueron un sinfín de historias. Perfil repasó algunas de ellas junto al autor de su biografía no autorizada, Pablo Llonto, quien como periodista de Clarín en los años '60 vio de cerca el ascenso de esta mujer llena de misterio que supo dirigir el destino del multimedio más grande del país por casi 50 años. 

Perfil: -¿Cómo llega a ser la directora del diario? 

Pablo Llonto: - Con la muerte de Roberto Noble en 1969 ella se transforma en la directora del diario. Ellos vivían juntos pero no estaban casados hasta un año y medio antes de su muerte. Eso le generó sospechas a Guadalupe, la hija de Noble, porque en ese período en el que se casaron su padre no estaba bien de salud. Había tenido un ACV y no había quedado bien. Ernestina lo cuidaba y en ese momento es cuando se confecciona el testamento por el cual Noble le deja a Ernestina el diario Clarín. Años después, cuando crece Guadalupe, le inicia un juicio a Ernestina argumentando que su padre fue coaccionado para firmar el testamento y le reclama la parte que le corresponde de herencia del diario. 
El diario era manejado por el partido por el cual Noble tenía su corazón en los últimos años de su vida, que era el Movimiento de Integración y Desarrollo (MID), de Frondizi y de Frigerio. A partir de la muerte de Noble hay una disputa entre los amigos viejos de Noble y los desarrollistas que ya estaban en el diario y esa puja la ganan rápidamente los desarrollistas y empieza a ser manejado en lo concreto más allá de la dirección de Ernestina por Rogelio Frigerio, que era el cerebro del desarrollismo. 
En esa época las tapas y los principales contenidos teníamos que llevarlos a la oficina de Frigerio en la Avenida Córdoba para que él los revisara y diera el ok político. No lo decidía Ernestina. 

Perfil: -¿De qué se la acusó a Ernestina Herrera de Noble en la causa Papel Prensa?

PL: - Esto fue en la dictadura. Ernestina es la que dio el visto bueno político para que se concrete la operación en la cual Clarín, La Nación y La Razón fueron beneficiados. El brazo ejecutor en esa época era un joven del desarrollismo. En ese momento, Clarín ya tenía 40 personas del desarrollismo en puestos claves. Uno de ellos era Héctor Magnetto, quien se ganó la confianza de Ernestina y participó de la ejecución del plan para apropiarse de Papel Prensa. Plan que fue concertado con la propia dictadura. La dictadura decidió sacarle los bienes a los Graiver, y entre ellos estaba Papel Prensa. El acuerdo era para dárselos a un precio vil a los tres diarios más importantes. Héctor Magnetto es el que aparece en la reunión en la que se coacciona a Lidia Papaleo de Graiver para que entregue el paquete accionario de Papel Prensa.

Perfil: -¿Cómo se entabló el vínculo con Magnetto?

PL: -El MID fue haciendo entrar su gente al diario, y entre ellos llegó a la gerencia general Héctor Magnetto. Llegaron tres personas de La Plata que son Magnetto, Aranda y Pagliaro. Ellos vienen de la mano de Magnetto que era militante del desarrollismo. Ese trío es hoy la principal cabeza de Clarín. El jefe de ese trío era Magnetto. Al ser gerente general va conociendo a Ernestina y se fue ganando su confianza.
Cuando Ernestina rompe con el MID se queda con una sola persona: Magnetto, quien pasó a ser el super hombre dentro de Clarín.

Perfil: -¿Y en la causa por la apropiación de menores? 

PL: -Ella fue beneficiada el año pasado con una vergonzosa resolución de la jueza federal Sandra Arroyo Salgado que tenía desde hace años la investigación para averiguar cuál es el origen y la identidad de Marcela y Felipe Noble. Había una gran cantidad de indicios y de pruebas de que son hijos de desaparecidos. Entre esas pruebas hay una carta de 2003 donde Ernestina admite que le dijo a sus hijos que habló con ellos y que les dijo que podrían ser tanto sus padres como ellos víctimas de la represión ilegal. Esa es una de las pruebas.
Lo que hizo la jueza fue hacer todo lo posible por la extracción de sangre, que finalmente después de años de peleas se concretó. Marcela y Felipe fueron a dar sangre a banco de datos genéticos, se hizo el entrecruzamiento con las familias que tienen ADN allí y dio negativo. 
Eso no quiere decir que no son hijos de desaparecidos. Porque el banco no tiene la totalidad de las muestras. Faltan un montón de muestras en el banco. Algunas de ellas no se van a poder obtener nunca porque los padres de los desaparecidos ya han fallecido y fueron cremados los restos en los 80' y 90', antes de la creación del banco, y por lo tanto no hay huesos de donde obtener ADN.
La investigación tenía que continuar y estaba continuando hasta que sorpresivamente la jueza archivó la causa el año pasado. Yo tengo una explicación política por eso. A partir del caso Nisman, ella empieza a tener un rol mediático. Ella era callada y reservada, no le gustaba ir a los medios. De pronto empieza a aparecer fuertemente en los medios de Grupo Clarín. Todavía tenía una gran cantidad de pruebas a tomar.

Perfil: -¿Cómo se conoció con Roberto Noble? 

PL: -Con Roberto Noble, fundador del diario Clarín, se conoce en un paseo por el Tigre, según cuentan en una lancha de esas que había en aquella época, en la década del '40. Fue poco después de que Noble había fundado Clarín. A ella la presentan como una bailarina de flamenco. Y él la empieza a ir a ver a la avenida Corrientes, donde bailaba. En el afán de conquistarla, Noble publicó en la parte de espectáculos de su diario una foto de Ernestina y su hermana bailando flamenco. Lo que hoy sería llamado un 'chivo'.